LAS ONCE BANCAS QUE LA SEGUNDA SECCIÓN RENUEVA EN LA LEGISLATURA BONAERENSE

El nicoleño Santiago Passaglia es uno de los 11 diputados provinciales que representan a la Segunda Sección Electoral cuyos mandatos expiran en diciembre de este año. ARCHIVO

En los comicios de este año, Juntos por el Cambio pone en juego 6 bancas de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. El Frente de Todos, en tanto, somete a consideración del electorado 5 escaños. Santiago Passaglia es uno de los 11 representantes de la Segunda Sección Electoral cuyos mandatos expiran en diciembre.

El que corre es un año electoral. El 24 de octubre parece todavía lejano; lo cierto es que el horizonte de alianzas, listas, campaña y urnas marcará el pulso político de los próximos meses. Será una elección nacional de medio término. Se eligen representantes al Congreso de la Nación. En provincia de Buenos Aires, y por lo tanto también en San Nicolás, tampoco habrá cargos ejecutivos en juego. Pero ello no significa que la cita electoral deje de ser una cuestión central en nuestra ciudad.
En el ámbito provincial, San Nicolás y los otros catorce distritos que integran la Segunda Sección Electoral deberán elegir 11 candidatos para que desde diciembre ocupen bancas en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. Juntos por el Cambio (JpC) pone en juego 6; el Frente de Todos (FdT), 5. Santiago Passaglia ocupa uno de esos escaños en el ala de opositores al Gobierno de Axel Kicillof. Electo en 2017, el mandato del nicoleño expira en diciembre. Es la misma situación de los otros 5 diputados bonaerenses que representan a la Segunda Sección en la Cámara Baja: Sandra París (de Zárate), Matías Ranzini (también zarateño), Andrea Bosco (de Pergamino), Gustavo Vélez (originario de La Matanza, aunque electo en la Segunda) y Susana Lazzari (también pergaminense). En tanto, los legisladores del FdT, cuyas bancas serán sometidas al dictamen del electorado, son: Oscar Ostoich (de Capitán Sarmiento), Patricia Moyano (de Zárate), Marcos Di Palma (de Arrecifes), Fernanda Díaz (de Colón) y Micaela Morán (zarateña, que reemplaza en la Cámara Baja al nicoleño Lisandro Bonelli, que interrumpió su cargo legislativo para asumir como jefe de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, puesto que ya no ocupa).

San Nicolás y los otros catorce distritos que integran la Segunda Sección Electoral deberán elegir 11 candidatos para que desde diciembre ocupen bancas en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires

En el Concejo
En lo estrictamente local, lo que está en juego en San Nicolás es la mitad de la integración del Concejo Deliberante. ¿Qué hay en juego?: 10 bancas y un equilibrio que hoy favorece al oficialismo. En concreto, el actual equilibrio de fuerzas en el Palacio Legislativo de Sarmiento y Lavalle puede describirse así: un bloque de JpC alineado con el Palacio Municipal integrado por 11 concejales, por un lado; y tres bloques de oposición que vienen funcionando (casi siempre) como una unidad, un virtual interbloque cuyos 9 miembros votan (de nuevo, casi siempre) en un mismo sentido. Son los bloques del FdT (4 bancas), Unidad Ciudadana (3) y el Frente Renovador (2).
Medido en términos de oficialismo/oposición, el punto de partida será equitativo: cada uno de esos espacios pondrá en juego 5 de sus actuales bancas. En JpC los asientos que se someten nuevamente a votación popular y democrática son los que desde diciembre de 2017 vienen ocupando los concejales Adriana González, Bernardo Cepeda, José Alberto Petrucci, Silvia Moyano y María Eugenia Oviedo. Por el lado del “interbloque” opositor, las bancas en juego son las que actualmente corresponden a los concejales Germán Jaime, Muriel Engelbrecht, Jesús Gómez (los tres de Unidad Ciudadana), Luciano Pastocchi y Florencia Vázquez (del Frente Renovador los dos).