LA RED CIENTÍFICA ARGENTINA EN AUSTRALIA SE SUMA A LA CONSTRUCCIÓN DEL PLAN NACIONAL DE CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN 2030

La Red en Australia se formó en noviembre de 2017 y actualmente tiene 70 miembros repartidos en cuatro áreas de conocimiento. ARCHIVO.

La Red en Australia tiene 70 miembros repartidos en cuatro áreas de conocimiento: Ciencias Biológicas y de la Salud; Ciencias Exactas y Naturales; Ciencias Sociales y Humanidades; Ciencias Agrarias, de la Ingeniería, y de los Materiales.

La Red de científicas/os argentinas/os en Australia y el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación de la cartera de Ciencia, Diego Hurtado, mantuvieron un encuentro virtual con el fin de crear espacios de intercambio e incentivar la participación de la red en la construcción del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030.
La Red en Australia se formó en noviembre de 2017 y actualmente tiene 70 miembros repartidos en cuatro áreas de conocimiento (Ciencias Biológicas y de la Salud; Ciencias Exactas y Naturales; Ciencias Sociales y Humanidades; Ciencias Agrarias, de la Ingeniería, y de los Materiales). La Red cuenta con la coordinación científica de Juan Guerschman.
“Recuperar el Programa RAICES y reorientarlo dándole una relevancia especial a las redes”, abrió Hurtado, “la iniciativa siempre fue conocida por su componente de repatriación y ahora el acento lo estamos poniendo en las redes porque consideramos que son un insumo estratégico para nuestras políticas”, afirmó. Si bien el contexto de pandemia el Ministerio puso su tención a demandas urgentes, “hoy estamos pudiendo recuperar una mirada que nos permite pensar una hipotética pospandemia. El MINCyT está recuperando esa mirada y trabajando en el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 que nos va a marcar el fortalecimiento del sector salud, tecnología satelital, y líneas estratégicas”.

Ejes de trabajo

En este sentido, Hurtado señaló que el programa y sus redes “es un valor que la Argentina puede utilizar para la formulación de sus políticas, para entender particularidades de nuestro sector” y subrayó el rol preponderante de la triangulación entre embajadas, científicos y científicas argentinos/as en el exterior y el Ministerio, los cuales son necesarios “para colaborar activamente en la construcción del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 en el que intervienen provincias, instituciones de ciencia y tecnología, y la economía social”.
A su turno, la coordinadora del programa RAICES y jefa de Gabinete de dicha secretaría, Diana Español, identificó los ejes de trabajo previstos para este año, “el primero es el trabajo con las redes y dentro de este, se encuentra la incorporación de las redes en la construcción del Plan 2030”. Las etapas previstas son un diálogo e intercambio con Hurtado sobre los ejes de trabajo; la presentación del documento preliminar del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030, y la tercera, en proceso, la coordinación de mesas de trabajo para discutir dicho trabajo.

Presupuesto

Otro eje es el Ciclo de Encuentros Interredes “que fue inspirado por las mismas redes en octubre de 2020 a partir de las ganas de conocerse y tener núcleos temáticos transversales que no tengan ya que ver con los países de residencia de los/as científicos/as. Son encuentros cada dos meses con temas propuestos desde el MINCyT y de las redes”, explicó Español. El primero fue La causa Malvinas como política de Estado con la presentación de Daniel Filmus, y el próximo en abril será La movilidad sustentable con la participación de Marcelo Kloster.
El tercer eje es la creación de la Mesa de coordinadores de redes, “para priorizar temas a trabajar, por ejemplo, la posibilidad de generar donaciones para Argentina o la oportunidad de generar pasantías para argentinos y argentinas en el exterior que respondan a una necesidad de nuestro país con una posible reinserción laboral en Argentina. La mesa ya está trabajando para lanzar programas e instrumentos concretos para resolver cuestiones puntuales que fueron referidas como prioritarias por los científicos/as”.
Al cierre, Hurtado se refirió a la Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que establece un incremento progresivo y sostenido del Presupuesto Nacional destinado a la ciencia y la tecnología hasta alcanzar, en el año 2032, el 1% del PBI. “Por primera vez, Argentina tiene una ley que permite un incremento del 1% en ciencia y tecnología, pero nuestra meta es alcanzar el 2% porque tenemos que traccionar el 1% del sector privado, dominado por un campo de fuerzas geopolíticas que le asignan a la Argentina el rol de productor primario”.

EPIGRAFE. La Red en Australia se formó en noviembre de 2017 y actualmente tiene 70 miembros repartidos en cuatro áreas de conocimiento. ARCHIVO.