Pese al aumento de casos de coronavirus en las últimas semanas, y el récord de casos diarios de coronavirus que se alcanzó hoy miércoles con 8.063 positivos, desde la Provincia aseguraron que no habría ninguna restricción para los turistas que quisieran movilizarse por el fin de semana largo de semana santa. Los bonaerenses así lo entendieron, colmaron las reservas hoteleras, y hoy se pudo notar en las rutas hacia los principales destinos turísticos. La ruta 2 tenía un “tránsito intenso con demoras en Samborombón”, según la información de AUBASA. Sin embargo, al viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, le llamó la atención la cantidad de turistas y así lo reflejó en sus redes sociales. “Es el día con más casos de coronavirus desde que empezó la pandemia y volviendo de Mar del Plata me encuentro con esta imagen”, publicó Kreplak, junto a un video que da cuenta de un tráfico intenso en la ruta hacia la costa. “¡Por favor! Reforcemos al máximo los cuidados. Los casos escalan a una velocidad nunca vista hasta el momento. El sistema de salud tiene un límite”, añadió con preocupación el funcionario.
Si fue un simple pedido de aumentar los cuidados, no se entendió. Pareció más una escandalización, casi un reproche, y una contradicción de lo que el propio Gabinete recomendó durante la semana, en la que no puso trabas para disfrutar uno de los principales fines de semana largos del año, el último de la temporada.
Tampoco entendieron el mensaje de Kreplak los demás los ciudadanos y usuarios de Twitter, que le recordaron que fue el propio Gobierno Provincial el que decidió no tomar ninguna medida para evitar la circulación en las rutas durante semana santa. En la última conferencia de prensa, los ministros insistieron en restringir sólo la actividad nocturna, y optaron en cambio por pedir un refuerzo en los protocolos, que afecte mínimamente al turismo.
Fue el propio jefe de Gabinete, Carlos Bianco, quien hace pocas horas señaló que no había ninguna restricción a la circulación hacia las zonas turísticas de la Provincia, e incluso destacó “la buena temporada turística”. “Estamos respetando el calendario turístico que establecimos a principios de octubre del año pasado. Decidimos estirarla hasta este fin de semana porque la idea era que cuando más extensa sea la temporada la gente iba a tener más tiempo para desplazarse. Creo que nos ha dado resultado”, sostuvo en diálogo con la radio Rock & Pop.
El ritmo de contagios es muy alto, y día a día rompe los récords. En esas circunstancias, habrá que reforzar los controles para que se respeten los protocolos y no sea el turismo de Semana Santa otro disparador más de los casos, que amenazan con poner en jaque al sistema de salud si mantienen el aumento diario.