LA PRODUCCION SIDERÚRGICA ARGENTINA CONTIÚA REPUNTANDO EN 2021, PESE A LAS PARADAS PREVISTAS EN LAS PLANTAS

La producción siderúrgica argentina continúa repuntando en 2021, pese a las paradas previstas en las plantas

A través de su habitual reporte de periodicidad mensual, la Cámara Argentina del Acero (entidad que integran Ternium y Acindar) consignó una extensión en el repunte que la actividad viene exhibiendo durante los últimos meses.
“Durante el mes de febrero se registraron paradas previstas de plantas para mantenimiento anual y cabe remarcar que algunas de estas paradas deberían haberse realizado el año pasado y por necesidades del mercado debido al incremento de demanda, se demoraron para este año. Adicionalmente, hay que considerar la menor cantidad de días hábiles del mes por los feriados”, añadió la entidad para dar contexto a los números de su informe.
Se mantuvo durante febrero la buena actividad de los sectores que conforman la cadena de valor de la industria del acero. La actividad de la construcción privada, la producción de bienes durables, así como la maquinaria agrícola motorizan los despachos y el consumo de acero.
La producción de acero crudo en febrero fue de 330.800 toneladas, un 10,8% menor respecto de enero (370.700 toneladas), siendo un 3,8% menor que en febrero 2020 (343.800 toneladas). Por su parte, la producción de laminados de febrero fue de 360.500 toneladas, 12,2% menor al mes de enero (410.800 toneladas) y tuvo un incremento del 50,6% con respecto al mismo mes de 2020 (239.400 toneladas).

Demandas

“Continúa la demanda de acero para la construcción privada debido a la gran cantidad de obras unifamiliares que se están desarrollando, donde el consumo de cemento aumentó 19,2% en el primer bimestre del año con respecto al 2020”, consignó la Cámara.
También se indicó que la producción automotriz de febrero registró una baja del 10,3% respecto de enero y un descenso del 16,5% con relación a igual mes del año pasado. En ese contexto, comparando los primeros dos meses del 2021 con respecto al 2020 se registró una disminución del 1,5%.
La agroindustria, la maquinaria agrícola e implementos tuvieron muy buena venta y se encuentran con entregas pendientes por los próximos meses, motivo por el cual desde la entidad siderúrgica anticipan que se mantendrá la demanda de productos de acero. Las expectativas para meses venideros son buenas mientras se mantengan las líneas de financiamiento y las tasas actuales.
Los electrodomésticos continúan traccionando el consumo de acero, como así también el sector de envases de hojalata para alimentos. La producción de hidrocarburos local continúa operando en magnitud sensiblemente inferior a la que había al inicio de la pandemia, con un nivel de actividad medido en pozos 42% por debajo de la que tenía en el mismo mes de 2020. “Esto afecta de manera similar el consumo de tubos de acero sin costura para ese mercado”, advierten desde la Cámara Argentina del Acero.

Hacia fuera

En cuanto a la exportación, si bien en los últimos tres meses el nivel de despachos al exterior de tubos sin costura tuvo una recuperación con respecto al que se verificó en 2020 durante la pandemia, todavía está 60% por debajo del volumen previo al inicio de la pandemia.
En el marco de los efectos del COVID-19, las plantas productoras de acero argentinas continúan aumentando de manera sostenida su producción y despacho, reforzando las medidas de operación segura con los correspondientes protocolos, e implementando los aislamientos de grupos de riesgo, de contagiados y los aislamientos preventivos de grupos de trabajo por contacto estrecho, producto de lo cual se ha ido produciendo contrataciones de personal adicional para permitir cumplir con los compromisos asumidos.
Por último, sobre retenciones a las exportaciones, la entidad expresó: “Celebramos la medida del gobierno nacional con respecto a la modificación de las retenciones referidas al sector automotriz, materializado mediante el Decreto 150/2021”.
Y recordaron que “el sector siderúrgico cuenta también con potencial exportador y capacidad disponible para realizarlo si se modifican las actuales retenciones a las exportaciones de acero y se devuelven los reintegros históricos”.