GREGORIO ESEVERRI CUMPLIÓ CON SU PRIMERA PRÁCTICA EN BELGRANO

“Goyo” se entrenó ayer junto a sus nuevos compañeros y, si recibe la habilitación correspondiente de la CABB, estaría en condiciones de hacer su debut el viernes en La Plata, cuando el Rojo visite a Estudiantes desde las 21.00. “Fue una sorpresa y a la vez una alegría muy grande que se diera esta posibilidad”, expresó.

Gregorio Eseverri cumplió ayer con su primer entrenamiento en Belgrano y si recibe la habilitación correspondiente de la CABB estaría en condiciones de hacer su debut el viernes en La Plata, cuando el Rojo visite a Estudiantes desde las 21.00 en el Polideportivo “Jorge Luis Hirschi” de 1 y 57 en el marco de la octava fecha de la División Bonaerense del Torneo Federal.
En un breve contacto con EL NORTE, Eseverri confesó que “fue una sorpresa y a la vez una alegría muy grande que se diera esta posibilidad”. “Me sorprendió que apenas terminara de jugar con Oberá la Liga algunos dirigentes se contactaran conmigo diciéndome que tenían el deseo de sumarme al equipo, para que yo pudiera seguir en competencia un par de meses más y volviera al club, sabiendo que más allá de que yo soy profesional soy un jugador surgido de las Inferiores e hincha del club”, comentó el alero. Luego explicó: “No lo teníamos en los planes con mi novia, así que lo hablamos con ella (NdeR: residen en Mar del Plata) y se terminó dando, después de que llegue a un acuerdo con los directivos”.
Vale recordar que Eseverri –de 34 años y 1.93 de altura- se formó en las Inferiores belgranenses e hizo su debut profesional en la Liga Nacional 2003/04, alcanzando hasta su salida del club en 2010 los 183 partidos disputados, entre la “A” (117 presencias) y el TNA (65). Durante los once años que estuvo fuera de la entidad de la calle Pellegrini actuó durante cuatro temporadas en Quilmes de Mar del Plata (TNA y Liga), en tres en Salta Basket, en dos en Deportivo Viedma, además de haber jugado en San Isidro de San Francisco y Libertad de Sunchales, consiguiendo a lo largo de su carrera tres ascensos (dos con Quilmes) y dos Súper 4 (con Libertad y Salta). Su última experiencia fue con Oberá Tenis Club, con el que jugó hasta el 21 de marzo pasado la Liga Nacional, logrando la permanencia en la elite con los misioneros. En dicha campaña Eseverri fue de la partida en los 38 compromisos que el Celeste afrontó en el certamen, con promedios de 4.4 puntos, 2.7 rebotes y 18 minutos.
Belgrano viene de perder en sus últimas dos presentaciones y comparte la sexta posición del grupo con Regatas, ambos con un récord de dos triunfos y cuatro derrotas. Tras el compromiso del viernes, en la continuidad del campeonato Belgrano deberá medirse en el “Fortunato Bonelli” el miércoles con Somisa y el domingo 18 con Zárate Basket.
Eseverri jugará lo que queda de la fase regular del Federal (diez partidos), con la opción de que pueda continuar si los dirigidos por Ariel Amarillo avanzan a la segunda etapa de la competencia.

Los hermanos sean unidos
Gregorio Eseverri se encontrará en la cancha con su hermano Joaquín (27), siete años menor que él y con quien ya jugó en algunas oportunidades en la Primera local con Belgrano en algún que otro regreso fugaz que “Goyo” tuvo a la institución. Consultado por EL NORTE, el actual escolta belgranense expresó: “Es una mezcla de emociones las que tengo, todas positivas desde ya”. “Lo siento como algo raro porque es muy pronto todavía. Estoy muy feliz porque se pueda dar esto y me alegra mucho poder estar en el equipo los dos juntos”, destacó Joaquín, a quien apodan desde su etapa en formativas “Goyito”. “Estoy con expectativas y ganas de jugar con él. Por otro lado, también me pone muy contento que un jugador de su nivel haya decidido jugar en Belgrano y volver, con todo lo que eso suma para el club”, remarcó.