Belgrano juega en Pergamino.

En compromisos sumamente complicados, Belgrano, Somisa y Regatas visitarán a los tres invictos que tiene la División Bonaerense cuando hoy se dispute la tercera fecha. El Rojo desde las 21.00 se medirá con Pergamino Basket, mientras que a partir de las 21.30 los somiseros enfrentarán a Zárate Basket y el Náutico chocará con Unión de Mar del Plata.

Esta noche por el Torneo Federal Belgrano, Somisa y Regatas visitarán a los tres invictos que tiene la División Bonaerense cuando se dispute la tercera fecha, en compromisos sumamente complicados para los nicoleños. El Rojo desde las 21.00 se enfrentará en cancha de Juventud con Pergamino Basket, que es uno de los líderes con puntaje ideal después de haber sumado dos categóricos triunfos (85-53 ante Regatas y 93-66 contra Colón de Chivilcoy). Los belgranenses, después de haber debutado cayendo con Zárate Basket en reducto ajeno 90-81, en su segunda presentación derrotaron a Presidente Derqui por 86 a 73 en el “Fortunato Bonelli”.
Junto a los pergaminenses, es puntero Zárate Basket, que con mayor esfuerzo se impuso ante Belgrano y Estudiantes de La Plata. Ahora será su rival Somisa, que viene de recibir un duro golpe al caer en el “Socios Fundadores” 91 a 67 ante Unión de Mar del Plata. Justamente, a los marplatenses los visitará Regatas en esta jornada. El Náutico cayó en su estreno ampliamente con Pergamino Basket y viene de quedar libre. Este será su segundo partido como visitante de los tres que le tocaron en el inicio del certamen. El viernes los dirigidos por Pablo Dastugue se presentarán en Chivilcoy ante Colón, que tendrá descanso mañana. El otro duelo será protagonizado por Derqui y Estudiantes.
El primero en salir a escena será Belgrano, que el sábado contó con una actuación sobresaliente de Víctor Fernández ante Derqui, con 28 puntos, 5 asistencias y 4 rebotes. Esa noche el elenco conducido por Ariel Amarillo mostró su poder de gol en otros jugadores, como Federico Gobetti y Franco Cionco (este último gravitante en el tercer cuarto), en lo que fue en general una buena actuación, sin que le sobre brillo en cuanto a lo colectivo. En este último aspecto debe fortalecerse como para estar a la altura de adversarios como el que le tocará enfrentar hoy. Su estilo directo y agresivo muchas veces lo lleva a apresurarse y a equivocar los caminos en ataque. Cuando no pueda correr deberá bajar el ritmo, pasarse la bola, ser solidario y encontrar una opción clara como para convertir, para no depender en demasía de Fernández o no caer en las pérdidas, lo que le sucedió con frecuencia contra Derqui (frente al que también perdió muchos rebotes en su aro). Hoy en Pergamino tendrá que tener un rendimiento cercano al ideal para ganar, ante un adversario dotado de grandes nombres y con un gran recambio, lo que le permite mantener una forma de juego sin que su andar se resienta. El equipo que comanda Juan Manuel Gattone tiene gol en todas las posiciones, cualquiera que pise la madera está capacitado como para tomar decisiones (sobre todo Gandoy, Bolívar, Tortonesi y Levato), contando con desequilibrio en los componentes de su media cancha y en sus experimentados internos, como Moya y Fontana.
Más tarde, a las 21.30 Somisa irá por la recuperación cuando se enfrente con Zárate Basket, que al igual que Pergamino suma dos éxitos hasta aquí, apoyándose en sus ricas individualidades; como por ejemplo el nicoleño Maxi Ríos, más el revulsivo base Facundo Pascolat, el versátil alero Damián Pineda y el potente alapivot (cada vez más completo y determinante) Juan Ignacio Baquero. Los somiseros no tuvieron chances en ningún momento de meterse en partido contra Unión, viéndose desbordados en defensa; y por otro lado teniendo ofensivas muy forzadas, producto de que ninguno de sus bases pudo armar juego; cada uno con su fórmula. Hubo al mismo tiempo pocos aciertos de sus tiradores y un escaso aporte de los internos (Martín Delgado fue el más productivo de Somisa, pero ganándose sus puntos por sí solo, ante la falta de fluidez que los de Nicolás Arámburu tuvieron en campo contrario). Pensando en el duelo de hoy, Somisa deberá cambiar su imagen en un ciento por ciento. Caso contrario no tendrá muchas opciones como para la ilusionarse con salir victorioso en cancha de Paraná.
En simultáneo Regatas se presentará en Mar del Plata ante Unión, que si repite la producción que cumplió contra Somisa será un oponente casi imposible de batir para Regatas y para la gran mayoría de los participantes de este grupo. Es que Unión exhibió una versión como equipo muy completa; con fortaleza y sacrificio en defensa y variantes para anotar, siempre recurriendo al movimiento del balón como bandera.
Por el contrario, Regatas tiene una limitada rotación, al faltarles los lesionados Iván Zuelgaray y Rodrigo Noguera y al no poder contar aún con Patricio Rodríguez (podría debutar el viernes en Chivilcoy). Como si esto fuera poco, por motivos laborales no pudo viajar José Lacoraza. En su único partido hasta aquí no pudo hacer valer ninguno de los atributos que sí expuso en los amistosos. Y sufrió el poderío de Pergamino Basket, que le hizo pagar la variedad de recursos y herramientas a desplegar sobre la madera; lo que también Unión tiene en las figuras de dos bases de calidad, Agustín Bualó (sumó 21 puntos y 11 asistencias con Somisa) y Valentín Lofrano, en el inquieto y movedizo escolta Agustín Vilallón, en el sabio y certero tirador Juan Ignacio Varas y en internos con muy buena lectura del juego y muy hábiles para saber sacar ventajas, como Patricio Piñero, Mauro Cerone y Juan Ignacio Bellozas. El Celeste espera poder contar hoy con Jerónimo Barón, otro interesante valor que no pudo jugar el viernes en San Nicolás. En caso de estar Barón, Regatas tendrá otro de quien ocuparse. Claro que más allá de tratar de anular a los ricos hombres de Unión y poder hacer uso del contragolpe, Regatas deberá soltarse en ataque y encontrar la forma de que Santiago López y Nacho González puedan elaborar ofensivas claras en el cinco contra cinco, ya sea para que Valentín Ingrata encuentre el tiro cómodo (o en su defecto su hermano Bautista) y para que les llegue la bola limpia en la pintura a Santiago Roitman y Alejandro Mena.
En definitiva, tanto Belgrano, como Somisa y Regatas, necesitarán tener desempeños casi perfectos si es que pretenden regresar a la ciudad con una sonrisa.