ESTE LUNES REGRESA EL HORARIO TRADICIONAL DE LOS BANCOS

A partir de este lunes las sucursales de entidades bancarias que operan en San Nicolás retomarán la atención al público de 10 a 15 hs. En Banco Provincia aclararon que, aunque se modifica el horario, la atención seguirá realizándose con el esquema de turnos que se estableció desde la reapertura de los bancos en el contexto de aislamiento.

Las sucursales bancarias ubicadas en la provincia de Buenos Aires volverán a abrir en su horario habitual de 10 a 15 a partir de este lunes 5, cuando venza el plazo establecido por el decreto que lo había modificado durante el verano. Se trata del decreto 1085, dictado el 2020 por el gobernador Axel Kicillof, y que disponía que entre el 30 de noviembre de 2020 y el 4 de abril de 2021 los municipios podían optar por adelantar dos horas el horario de apertura de los bancos, oportunamente solicitado por la Asociación Bancaria.
El gobierno provincial conducido por Axel Kicillof había argumentado que el cambio tenía como fin evitar la exposición de los usuarios a las altas temperaturas estacionales en todo el territorio bonaerense y facilitar el desenvolvimiento adecuado a las características propias de la actividad financiera y el cumplimiento regular de las obligaciones tributarias. La medida no afectaba a las entidades financieras no bancarias de la Provincia. De tal forma, a partir de este lunes se unificará el horario de atención al público de 10 a 15 en todo el territorio bonaerense. En Banco Provincia aclararon que, aunque se modifica el horario, la atención seguirá realizándose con el esquema de turnos que se estableció desde la reapertura de los bancos en el contexto de aislamiento. “El cambio de horario no generará modificación en los turnos asignados, ya que los pedidos de abril en adelante fueron otorgados de acuerdo con la franja de 10 a 15″, indicaron en Banco Provincia.

Aumento de comisiones
A los aumentos de la primera parte del año, los clientes bancarios deberán sumarle un nuevo incremento en las comisiones que las entidades cobran por mantenimiento de una caja de ahorro o un paquete. Los bancos argentinos vieron a sus márgenes de ganancias achicarse en los últimos doce meses. Un combo de factores lo explican, pero fundamentalmente las medidas que el Banco Central tomó durante la pandemia. Entre ellas, la que les “congeló” las comisiones durante todo 2020 a valor de 2019. Recién a final del año pasado, el BCRA le dio permiso a las entidades para ajustar sus precios, pero con la salvedad que sólo podrían hacerlo a partir de enero. El organismo les exige un plazo mínimo de 60 días para informar aumentos en sus costos. Es por eso, que por estos días los clientes de distintos bancos han comenzado a recibir notificaciones con los nuevos precios, que implican un nuevo recargo que, en algunos casos, superan el 33%. Tras el reclamo de los bancos, el Central ya los liberó de este mes de la obligación de no cobrar por las operaciones con cajeros automáticos, pero aún tienen topeadas ciertas tasas, como el costo de financiación del resumen de tarjetas de crédito, que se mantiene en 43%. “Todos van a aumentar”, dijo el ejecutivo de una entidad privada. “Todos los bancos quedaron muy rezagados respecto del resto de los precios de la economía. Así que un ajuste en las comisiones no sólo es esperable este año, sino que inevitable”, añadió.
Casi todas las entidades tienen bonificados los costos de mantenimiento de cuentas para los clientes que acrediten el sueldo en ellas, pero hay otros ítems que sí se cobran: desde la reposición de los plásticos de débito o crédito en caso de hurto o extravío hasta el mantenimiento de una caja de seguridad. Para algunos segmentos, incluso, los bancos ofrecen bonificar el mantenimiento de los paquetes aunque no se acrediten los haberes, si se tiene determinado nivel de gastos, o si se saca una cobertura de seguro con una póliza mensual.