EN UNA SESIÓN CON AGENDA ESCASA, EL CONCEJO DELIBERANTE “PLANTÓ MEMORIA”

Luego de aprobar por unanimidad un proyecto de resolución para adherir a la campaña nacional de conmemoración de los 45 años transcurridos desde el último golpe de Estado, concejales de los distintos bloques plantaron –de manera simbólica– un árbol en una maceta que desde ayer recuerda en el recinto Soberanía Nacional a las víctimas y los desaparecidos de aquella sangrienta dictadura militar.

De la redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Representantes de los distintos bloques políticos y el Presidente del Concejo Deliberante plantaron este jueves un árbol en una maceta. Fue como parte de la campaña nacional «Plantamos Memoria» por la cual el país entero rinde homenaje a las víctimas y desaparecidos de la última dictadura cívico militar, fruto de un golpe de Estado producido hace 45 años. El gesto simbólico e institucional de los concejales nicoleños formó parte, a su vez, de la sanción de una resolución por la cual la institución deliberativa local adhirió formalmente a la campaña nacional. 
Fue en la segunda sesión ordinaria del corriente período legislativo, celebrada de modo presencial aunque sin público. La iniciativa tuvo ingreso este mismo jueves y recibió tratamiento sobre tablas: es decir, sin previo paso por las comisiones. La primera oradora que se refirió a la triste efeméride, fue Bibiana Giglio, del bloque del Frente de Todos (FdT).

“Este recinto también tiene su historia. Cuando comenzaron las primeras audiencias de los juicios de lesa humanidad aquí en San Nicolás, por las causas correspondientes a esta región, se hicieron aquí en este recinto”.

La referencia tenía que ver con las audiencias de la causa denominada «Saint Amant» (la primera de tres), que en 2012 se llevaron a cabo en el recinto Soberanía Nacional del Palacio Legislativo de Sarmiento y Lavalle.

Por lo demás, desde una que había adornado con un pañuelo blanco con la leyenda «son 30.00» (en alusión al número de desaparecidos que dejó aquella dictadura), Giglio repasó el caso de Isauro Arancibia: el maestro y dirigente sindical oriundo de Tucumán (y uno de los fundadores de la CTERA), que fue asesinado el día del golpe de Estado: en la noche de aquel mismo 24 de marzo de 1976.​ “A través de esta historia queremos homenajear a las y los 30 mil: seguramente habrá 30 mil historias parecidas a la de Isauro”, añadió Giglio, quien además de integrar el bloque de concejales del FdT es dirigente del Suteba a nivel provincial.

Y completó: “Acá en San Nicolás también tenemos compañeros y compañeras desaparecidos. Quiero mencionar nada más que algunos nombres, para que en ellos vaya nuestro homenaje: los nombres de Gerardo Cámpora, Carlitos Farayi e Irma Zucchi. Ellos y ellas buscaban nada más que una sociedad más justa, eran realmente revolucionarios. Buscaban la justicia social. Otras personas que lograron sobrevivir a ese horror, y todos y todas dedicaron su vida a hacer justicia, a buscar la verdad y a sembrar la memoria. Y aquí también quiero pronunciar un nombre para homenajear a todas y todos ellos: el nombre de José María el “Cholo” Budassi.