EL NIVEL SECUNDARIO VOLVIÓ HOY A LAS ESCUELAS

“En Secundaria inician todas las escuelas, de diferentes maneras, con ingresos escalonados, por años. Transitando desde una presencialidad ya organizada y diagramada y viendo cómo funciona, hacia la presencialidad de cuatro horas diarias semanales en función de los grupos que se puedan hacer considerando las dimensiones de los salones y la cantidad de alumnos”, indicó la Inspectora Distrital Eleonora Mangialavori.

De la Redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarielnorte.com.ar

El nivel Secundario arrancó hoy la vuelta a las aulas. La presencialidad ya había comenzado a fines de febrero para los chicos y chicas que no completaron los contenidos mínimos durante 2020 y/o perdieron vínculo con la escuela. El resto de la primaria y el nivel inicial, regresaron a las aulas el lunes pasado. En la mayoría de las escuelas no se vuelve a una presencialidad total sino que se rota en distintos grupos, dependiendo de las capacidades edilicias y la cantidad de alumnos.
“En Secundaria inician todas las escuelas el lunes (por hoy), de diferentes maneras, con ingresos escalonados, por años. Transitando desde una presencialidad ya organizada y diagramada y viendo cómo funciona, hacia la presencialidad de cuatro horas diarias semanales en función de los grupos que se puedan hacer considerando las dimensiones de los salones y la cantidad de alumnos. Es el mismo protocolo que para el nivel Primario. Igualmente se diseña –en el marco del mismo protocolo- con algunas especificidades, el del nivel inicial. Se hará el relevamiento de la matrícula ahora, con la asistencia. Es lo que nos están pidiendo desde la Dirección de Cultura y Educación”, detalló a EL NORTE la inspectora Jefe Distrital de Educación de gestión pública Eleonora Mangialavori.

Distintos tipos de jornadas

La vuelta a las clases presenciales se enmarcó en un protocolo elaborado por la Provincia en octubre último, y una actualización publicada recientemente; que se debe adaptar a las realidades de cada escuela, sus estudiantes y su infraestructura.
Las autoridades educativas de la Provincia estiman que, de los 16 mil establecimientos educativos bonaerenses -tanto públicos como privados-, entre 4 y 5 mil podrán organizarse para que todos sus alumnos asistan a clases todos los días por una jornada simple de 4 horas. El resto deberá dividir los grados en subgrupos y alternar entre semanas de presencialidad y virtualidad. En esos últimos casos, se deberán asignar tareas para los alumnos que no asistan a las aulas e informar a las familias con antelación.

Protocolo

En términos generales, los estudiantes deberán mantener el uso del tapabocas en todo momento, higienizarse las manos periódicamente y mantener una distancia de 1,5 metros con sus compañeros y de 2 metros con la o el docente. Es obligatorio el uso del tapaboca durante todo el tiempo de permanencia en la escuela para los alumnos desde el nivel primario en adelante. Los docentes, además del tapaboca, deberán usar máscaras de acetato.
Las y los estudiantes deben llevar, en su cuaderno o carpeta, una declaración jurada firmada por la persona adulta responsable en la que se deje constancia que se encuentra en condiciones de asistir al establecimiento educativo. Al ingresar a la escuela, se les tomará la temperatura y solo podrán ingresar quienes tengan hasta 37,4º. Los establecimientos educativos tendrán que designar espacios exteriores específicos para que los adultos puedan acompañar y retirar a los chicos. En esos espacios se deberá cumplir un distanciamiento de 2 metros.
Se destaca la importancia de la higiene de las manos, ya sea mediante el lavado de manos con jabón o limpieza con el alcohol en gel o alcohol al 70%. Se deberá evitar el contacto físico y procurar no compartir útiles ni elementos personales.
Por su parte, la ventilación natural de los ambientes, abriendo puertas y/o ventanas, debe ser permanente. Si estas no pueden permanecer abiertas todo el tiempo, deben abrirse cada 20 minutos durante un lapso de 5 minutos.
Las clases presenciales se dividirán en bloques de 90 minutos como máximo, con un descanso entre ellos de 5 minutos. Las jornadas son de cuatro horas.
Los trabajadores de la educación, por su parte, deberán contar con un permiso de la aplicación Cuidar.
El regreso a las aulas no implica la apertura de los comedores escolares. Se mantendrá en pie el sistema de entrega de “módulos de alimentos” del programa de Servicio Alimentario Escolar (SAE) de la misma manera en que se hizo el año último.

Alumnos y docentes de riesgo

Los alumnos y los docentes de riesgo están exentos de asistir a las escuelas las trabajadoras embarazadas y quienes tengan enfermedades respiratorias crónicas, enfermedades cardíacas, inmunodeficiencias, diabéticos, personas con insuficiencia renal crónica en diálisis y/o con obesidad, entre otros. También quienes residan en distritos que se encuentren en Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) y trabajan en distritos en Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO).
En el caso de los estudiantes, quienes tengan las mismas condiciones de salud antes enumeradas para los trabajadores o convivan con personas en esa situación, también pueden no asistir a las clases presenciales. El protocolo indica que para estos casos deberán continuar la educación a distancia y “se podrá prever, si resulta necesario, una o un docente acompañante de trayectorias educativas para fortalecer la continuidad pedagógica de las y los estudiantes comprendidos en esta situación”.
Asimismo, se estableció un protocolo para los casos de alumnos o personal de las escuelas que pudieran ser sospechosos o confirmados de Covid.