En el seno de la comisión de Legislación General, concejales de los distintos bloques acordaron mantener en análisis el proyecto del Departamento Ejecutivo que propone un nuevo “Código de Convivencia y Faltas”. Sin despacho, la iniciativa no ingresará en el orden del día que guiará el desarrollo de la sesión ordinaria –la primera del actual período– que el Concejo Deliberante celebra este jueves. Lo que se acordó es la continuidad del estudio de la propuesta en una comisión de carácter ampliado a partir de la semana próxima: un cuerpo en el que podrán participar los miembros de Legislación General y otros concejales que no integran esa comisión. La intención es la de dar un tratamiento más integral a la iniciativa que busca “amparar la vida, la propiedad, la seguridad, la moralidad y la salud de los habitantes” sin necesidad de generar giros administrativos hacia otras comisiones reglamentarias.