EL 8M HARÁ SENTIR LA CONSIGNA “NO HAY ´NI UNA MENOS´ SIN TIERRA, TECHO Y TRABAJO”

En San Nicolás, la movilización está convocada para mañana las 19:00 desde la Plaza Mitre. Participarán distintas organizaciones. Este 2021, mujeres y disidencias de distintas ciudades volverán a tomar las calles. Se pedirá la sanción de la Ley de Emergencia en Violencia de Género y la creación de espacios para trabajadoras de la economía popular.

De la Redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El 8 de marzo es una jornada de lucha feminista en todo el mundo en conmemoración de aquel día de 1908 en el cual las trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York declararon una huelga en protesta por las condiciones insoportables de trabajo. El dueño no aceptó la huelga y las obreras ocuparon la fábrica. El dueño cerró las puertas y prendió fuego muriendo abrasadas las 129 trabajadoras que había dentro. En San Nicolás, la movilización está convocada para mañana a las 19:00 desde la Plaza Mitre bajo la consigna “No hay ´Ni una Menos´ sin Tierra, Techo y Trabajo”.
Participarán integrantes de distintos espacios como: la Multisectorial de Mujeres, Acase, Evita, CCC, Somos Barrio de Pie, Mumalá, UOM, CTA Autónoma y CTA de los Trabajadores, ATE, Suteba, AJB, Las Mariposas, Mujeres del Frente de Todas, Mujeres de Camioneros, La Cámpora, MTE, Mesa de la Memoria, Movimiento Mayo, Enfermería Federal, Mujeres al Frente – Red Provincial de Mujeres, Uocra, Ni un pibe menos por la droga, Campaña por la Emergencia en Violencia de Género, Mus.
Este 2021, a pesar de la pandemia de coronavirus, mujeres y disidencias de distintas ciudades volverán a tomar las calles. “Paramos en todos los lugares, por el trabajo no reconocido, por los cuidados esenciales, por las redes políticas y afectivas que desparramamos en todas las geografías”, manifestó el colectivo Ni Una Menos, y convocó a una marcha en Plaza Congreso.
Asimismo, las mujeres de los movimientos populares se convocaron para salir a la calle este 8 de marzo, para reclamar la sanción de la Ley de Emergencia en Violencia de Género y la creación de espacios de cuidado para las hijas e hijos de las trabajadoras de la economía popular.

Proyecto y demandas

El proyecto de Ley plantea la creación de una red para la atención y albergue de las mujeres víctimas de violencia, sobre todo en aquellos casos en los que la permanencia en su domicilio implique una amenaza para su integridad. Propone también la creación de un programa de promotoras territoriales en prevención de la violencia de género, integrado por trabajadoras de la economía popular que reciban una remuneración equivalente a un salario mínimo. Otro de sus puntos dispone que las mujeres que sufren violencia de género puedan acceder a un subsidio, con un monto creciente según su número de hijos, que les permita cortar la dependencia económica con el violento.
Otra de las demandas de la movilización es que se creen espacios de cuidado para los hijos de las trabajadoras de la economía popular. Aunque hoy muchos de los talleres textiles y  centros de reciclados los tienen, están sostenidos enteramente por el esfuerzo de las organizaciones. Son jardines que funcionan a pulmón para los que los movimientos populares demandan, entre otras cosas, políticas públicas que los doten de contenidos pedagógicos, así como el reconocimiento laboral a las trabajadoras que cumplen en ellos tareas de cuidado.

Violencia de género

En otro orden, en los dos primeros meses de 2021 se cometieron 47 femicidios. Según un informe de la organización MuMalá, el 17 % de los femicidios fue perpetrado por integrantes de las fuerzas de seguridad, es decir, que aumentó un 5% respecto a enero. El 29% de las víctimas había denunciado a su agresor, lo que significó una suba del 9% con respecto al mes pasado y el 19% tenía orden de restricción de contacto o perimetral y sólo el 4% disponía botón antipánico.
Un total de 47 femicidios, entre ellos ocho vinculados, y 64 intentos, fueron cometidos en los dos primeros meses de 2021, lo que equivale a una mujer asesinada cada 30 horas, informó la organización MuMalá-Mujeres de la Matria Latinoamericana.
De acuerdo al documento difundido, en los primeros en los primeros 59 días del año se cometieron 47 femicidios, femicidios vinculados y trans-travesticidios. Esta cifra expresa que una mujer es asesinada en el país cada 30 horas, señalaron.
Del total de casos, 39 fueron femicidios directos, es decir, perpetrados por varones por razones asociadas al género; seis vinculados a niños, dos por interposición en el hecho y dos vinculado a niñas. “Por su parte, se registraron 64 intentos de femicidios y tres suicidios femicidas, es decir mujeres que se suicidaron por motivos de violencia de género”.
En tanto, en total se produjeron 69 muertes violentas de mujeres, travestis y trans. Sólo el 4% de las víctimas disponía de botón antipánico.