Mientras los legisladores bonaerenses avanzan en el estudio de las propuestas impulsadas por el gobierno de Axel Kicillof, el Jefe de Gabinete de ARBA pidió a la oposición “piensen en los vecinos y vecinas de la provincia y puedan acompañarnos”. “Esperamos que ambos proyectos se conviertan en Ley esta semana. Nos parece que en esto tenemos que estar todos de acuerdo”, comentó Nicolás De Hoz en el programa «Pila y Media» Radio U.

El gobierno de Axel Kicillof envió a la Legislatura bonaerense dos proyectos de ley para habilitar dos moratorias para personas y empresas, y una modificación fuerte en el impuesto a los Ingresos Brutos para simplificar su pago a los monotributistas y unificar trámites administrativos.
Nicolás De Hoz, Jefe de Gabinete de la Agencia de recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), comentó este martes la expectativa del organismo de que los proyectos reciban sanción esta misma semana. Fue en diálogo con el programa «Pila & Media» que emite Radio U, luego de que los responsables del organismo recaudador mantuvieran la semana pasada una reunión virtual con diputados provinciales con la intención de brindar detalles acerca de los proyectos de Ley impulsados por el gobierno de Axel Kicillof.
Esperamos que los legisladores acompañen estas iniciativas, que van en línea con el trabajo que venimos haciendo para atender la crisis productiva que encontramos cuando asumimos en 2019, que luego se agravó por la pandemia”, señaló De Hoz, quien destacó especialmente el “criterio de progresividad” de las moratorias que el Ejecutivo bonaerense planea poner a disposición de los contribuyentes que registran deudas por un monto global de 40 mil millones de pesos.

Dos moratorias

Los planes de pago de deuda propuestos por el gobierno reportarían beneficios a 3 millones de bonaerenses. El proyecto que ya está siendo tratado en la Legislatura prevé recaudar $4 mil millones.
La primera de las moratorias está destinada a contribuyentes afectados por la pandemia y comprenderá deudas prejudiciales de impuestos patrimoniales vencidas durante 2020. Abarca Inmobiliario (todas las plantas, tanto en su componente básico como complementario), Automotores y Embarcaciones Deportivas.
La financiación incluye la condonación de multas, intereses y recargos, segmentado por la capacidad de pago de los contribuyentes, teniendo en cuenta su patrimonio o niveles de ingresos.
La moratoria será progresiva: los que tengan menos patrimonio tendrán más beneficios; y también ayudará más a los que más sufrieron por la pandemia: las micro y pequeñas empresas, las cooperativas, los contribuyentes de bajo patrimonio y aquellos que realizan actividades especialmente afectadas por el coronavirus.
El acceso a los beneficios se realizará por tramos y de acuerdo a seis segmentos. Por ejemplo, para el segmento 1, de microempresas, habrá una reducción en el monto de los intereses del 90% en el primer tramo, 70% en el segundo y 50% en el tercero. Si se toma el segmento de medianas empresas, los porcentajes serán: 70%, 50% y 30%.
Para los contribuyentes de Ingresos Brutos de actividades especialmente afectadas por pandemia el descuento en el monto de los intereses será 100% en los tres tramos.

“Nos parece que en esto tenemos que estar todos de acuerdo. Esperamos que piensen en los vecinos y vecinas de la provincia y puedan acompañarnos”


La segunda moratoria, en tanto, es para los Agentes de Recaudación de sellos e Ingresos Brutos que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes, y otra para aquellos agentes que omitieron retener o lo hicieron por un monto menor al correspondiente.
Se trata mayormente de Pymes que no contaban con los recursos necesarios para cargar con la responsabilidad de actuar como agentes de recaudación. Las moratorias van a incluir un alivio en los recargos para los casos de defraudación, y de recargos y multas para los casos de omisión, con mayores reducciones para las micro y pequeñas empresas.
Por lo demás, el Jefe de Gabinete de ARBA señaló que se trata de “medidas extraordinarias” que el gobierno propone “obligado por el contexto, también extraordinario” de la pandemia de coronavirus. En tal sentido, aclaró que “las moratorias no son herramientas de nuestra preferencia, pero la pandemia nos obliga a decidir de qué manera podemos acompañar a todos aquellos que no pudieron pagar”.

Simplificación tributaria

El otro proyecto de Ley que es materia de análisis en la Legislatura propone un régimen simplificado de Ingresos Brutos para monotributistas que beneficiará a un millón de contribuyentes. Desde ARBA indican que el mecanismo propuesto permitirá reducir la informalidad a partir de la inclusión tributaria y financiera.
Las personas alcanzadas por el Régimen sólo deberán pagar una cuota fija mensual, según su categoría. Es decir que al abonar la obligación también estarán pagando, en ese mismo acto, la cuota correspondiente de Ingresos Brutos.
Además, dejarán de presentar declaraciones juradas mensuales, lo que implica una menor carga administrativa para el cumplimiento de sus obligaciones tributarias con el fisco provincial.
“Esperamos que ambos proyectos se conviertan en Ley esta semana. Tenemos a muchos bonaerenses esperando por estas herramientas, que vienen a resolver situaciones bastante críticas de muchos de nuestros contribuyentes. Nos parece que en esto tenemos que estar todos de acuerdo y que no tiene que haber cuestiones de índole política que influyan. Esperamos que piensen en los vecinos y vecinas de la provincia y puedan acompañarnos”, soltó De Hoz, en un mensaje dirigido especialmente a los legisladores de la oposición bonaerense.