DEBIDO A UN CASO DE RABIA, POSTERGARON LAS ACTIVIDADES DE CASTRACIÓN Y VACUNACIÓN ANIMAL

En la jornada de hoy, tanto el tráiler móvil, que se encontraba en barrio Golf y el quirófano fijo, ubicado en Álvarez 64, debieron postergar las actividades de vacunación y castración. El motivo se reduce a que los veterinarios activaron el protocolo por un caso de rabia en un murciélago. Hoy volverán a las actividades de manera normal.

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

La rabia es una enfermedad zoonótica viral, de tipo aguda e infecciosa. Es causada por un Rhabdoviridae que ataca el sistema nervioso central, causando una encefalitis con una letalidad cercana al 100 %. Por lo general, los murciélagos son propensos a contagiarse de rabia, poniendo en riesgo a caninos y felinos no vacunados.

Durante el fin de semana, la Municipalidad recibió el resultado de una muestra llevada a analizar, la cual arrojó positivo para dicha enfermedad. Por lo tanto, las actividades normales en el tráiler de castración y vacunación, y en el quirófano fijo municipal, debieron postergar sus actividades para proceder a realizar el protocolo establecido.
Para la tranquilidad de los vecinos, el foco fue controlado de manera eficaz y hoy se retoman las actividades, tanto en el tráiler municipal que está en barrio Golf hasta el miércoles, como así también en Álvarez 64 donde se encuentra el quirófano fijo.

Protocolo

Personal de Zoonosis, siendo un total de tres equipos, activó el protocolo para los casos de rabia. En concreto se trabajó ocho manzanas a la redonda de la zona donde se encontró el murciélago con rabia, donde se preguntó casa por casa si habían vacunado contra la rabia a sus felinos y caninos.
Esto se hace para evitar que ambos tipos de animales se contagien, poniendo en riesgo la vida del ser humano. Si un perro o gato con rabia muerde a una persona, podría causarle que el virus viaje al cerebro, hinchándose y, probablemente, causándole la muerte.
Si algún vecino no tenía a su perro o gato vacunado, se procedía inmediatamente a vacunarse por parte de la Municipalidad. Es importante remarcar que las vacunas son anuales y debe ser responsabilidad del dueño mantenerlo con los cuidados necesarios.

“Cuando un murciélago se encuentra enfermo, suele sobrevolar muy bajo, estando perdido y sin saber hacia dónde se dirige. Esto ocasiona que termine en el patio de alguna casa o departamento”
afirmó a EL NORTE la Dra. Mirna Bottazzi.

El problema llega cuando un perro o gato no vacunado “juega” con el animal muerto. Corriendo riesgo de contraer rabia. Indefectiblemente se traduce en peligro para los seres humanos, ya que una sola mordida basta para transmitir el virus de la rabia.

La rabia se propaga por medio de saliva infectada que penetra en el cuerpo a través de una mordida o un corte en la piel. El virus viaja desde la herida hasta el cerebro, donde causa una hinchazón o inflamación. Esta inflamación provoca los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las muertes por rabia ocurre en niños.
Algunos de los síntomas de rabia en animales son: Babeo, convulsiones, mucha sensibilidad en el sitio de la mordida, cambios en el estado de ánimo, náuseas y vómitos, pérdida de la sensibilidad en una zona del cuerpo, pérdida de la función muscular, desorientación.

¿Cómo se previene? 

Al respecto de la prevención de un posible brote de rabia, el jefe departamental de Control de Vectores de la Municipalidad, Gastón Canevaro especificó que la forma más efectiva es la vacunación antirrábica. Durante la recorrida de los tres grupos de veterinarios que visitaron a vecinos por la aparición de un caso positivo de rabia, se constató que había muchos que no habían vacunado a sus mascotas.
El accionar rápido por parte de estos equipos logró prevenir cualquier contagio de rabia que pudiese haber generado a causa del murciélago encontrado. Se procedió a vacunar a cada animal que no tenía la vacuna antirrábica activa. Recordemos que tiene la duración de un año y que debe hacerse una vez culminado ese periodo.
La tenencia responsable logrará evitar cualquier calamidad que pudiese ocurrir de no tener el calendario de vacunación al día. El quirófano móvil de castración, que en estos momentos se encuentra en barrio Golf, también estará vacunando. De no pertenecer a dicho barrio, se puede sacar turno para vacunar o castrar a su mascota en Av. Álvarez 64, donde se encuentra Centro de Zoonosis Municipal.

“Se le avisó al presidente del barrio apenas supimos que no podíamos ofrecer el servicio de castración y vacunación como veníamos haciendo. También se le reprogramaron los turnos a todas las personas que tenían turno”
manifestó Canevaro a EL NORTE.