COMIENZA ESTE MES LA CAMPAÑA DE VACUNACION ANTIGRIPAL 2021

Desde la cartera de Salud municipal resaltaron que la gripe es una de las enfermedades que más se suele ver en las temporadas de frío de otoño e invierno, y es producida por un virus de alta contagiosidad. La vacuna antigripal está destinada a personal de salud, embarazadas, puérperas, niños de 6 a 24 meses de edad y personas entre los 2 y 64 años que tengan factores de riesgo.

La Municipalidad de San Nicolás se encuentra trabajando en los últimos preparativos para implementar a partir del presente mes de abril (como cada año) la campaña de vacunación antigripal, para lo cual ya se han recibido los lineamientos del Ministerio de Salud de la provincia. Desde la cartera de Salud municipal resaltaron que la gripe es una de las enfermedades que más se suele ver en las temporadas de frío de otoño e invierno, y es producida por un virus de alta contagiosidad.
“Hay muchas personas que, por diversas condiciones, son más vulnerables que otras a esta patología, incluso tienen riesgo más elevado de desarrollar una enfermedad grave que requiera hospitalización. Para ellas, existe una vacuna antigripal que se debe aplicar anualmente y que apunta a evitar que la mayor cantidad de personas posible se contagie algunas de las cepas de gripe y tenga riesgo de enfermar gravemente o incluso morir como consecuencia de ella”, señalaron.

Población objetivo
Según establece el Ministerio de Salud, la población objetivo a ser inmunizada contra la influenza estacional (antigripal) es:
– Personal de salud
– Embarazadas: en cada embarazo y en cualquier trimestre de la gestación.
– Puérperas: hasta el egreso de la maternidad –máximo 10 días-, si no recibió la vacuna durante el embarazo.
– Niños de 6 a 24 meses de edad (son dos dosis, si no recibió dos dosis anteriormente)
– Personas entre los 2 y 64 años que tengan alguno de los siguientes factores de riesgo: enfermedades respiratorias, enfermedades cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (no oncohematológica), pacientes oncohematológicos y trasplantados, obesos con índice de masa corporal mayor a 40 Kg/m2, personas con diabetes, personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses, retraso madurativo grave en menores de 18 años, síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves, tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico en menores de 18 años, convivientes de enfermos oncohematológicos y convivientes de prematuros menores de 1.500 gramos. Cabe destacar que este último grupo requiere de una orden médica que indique el diagnóstico para poder aplicarse la vacuna.
– Personas de 65 años y mayores. En las personas mayores de 65 años no se requerirá orden médica para recibir la vacuna antigripal y se aprovechará la oportunidad para aplicar la vacuna contra neumococo que correspond
– Personal estratégico. En función de la disponibilidad de dosis y la dinámica habitual de la vacunación antigripal, podrán incorporarse a esta categoría, los mismos grupos establecidos y alcanzados por la vacuna contra COVID-19.

Antigripal y anti Covid
Muchas de las personas que recibieron o están a la espera de recibir la vacuna para prevenir el coronavirus deben, además, inmunizarse contra la gripe estacional y poco se sabe sobre la interacción de ambas vacunas, o si pueden o no aplicarse de manera simultánea o cercana en el tiempo.
“Dado que en este momento la circulación del virus SARS-CoV-2 supera ampliamente a la del resto de los virus respiratorios se recomienda que la vacunación contra el COVID-19 no se difiera para los grupos priorizados y sea administrada oportunamente en cuanto se cuente con las dosis disponibles”, enfatizó el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Juan Manuel Castelli, para quien “con la evidencia disponible al momento, el intervalo entre la vacuna contra COVID-19 y cualquier otra vacuna debe ser de al menos 14 días para poder monitorear durante las primeras dos semanas posibles efectos que pudiera producir, con la aplicación de cualquiera de las dos vacunas”.
Por su parte, el médico infectólogo y presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (Sadi), Omar Sued (MN 91262) consideró que “es importante mantener los esquemas habituales y que todas las personas mayores que tienen indicación de vacuna de gripe y neumonía la reciban”. Y tras señalar que “cualquier persona mayor de 65 años tiene que estar vacunada contra la gripe y el neumococo”, aclaró que “la vacuna antineumocócica no se da todos los años así que muchos de quienes ya están vacunados contra esa enfermedad y tal vez no la tienen que repetir este año, pero sí se tienen que aplicar la antigripal”.