Con asambleas en las distintas seccionales de la provincia y manifestación de apoyo a la Jornada de Lucha de personal de enfermería que se realizará hoy en Capital Federal, el gremio que nuclea a los profesionales de la salud bonaerense (Cicop) ratificó en su último congreso el estado de alerta y movilización, marcando una firme disconformidad con la falta de continuidad de las reuniones paritarias por parte del Gobierno de Axel Kicillof, así como los salarios y condiciones laborales vigentes.

“El Gobierno provincial tiene la responsabilidad de cumplir con sus compromisos y hacer que las declaraciones de voluntad de diálogo tengan un correlato efectivo en los hechos. Entre tanto, sostenemos el estado de alerta y movilización, impulsando amplias discusiones en Comisiones Directivas y asambleas con vistas a la próxima instancia de Congreso de Delegados del viernes 11 de diciembre donde, de continuar sin respuestas, resolveremos de acuerdo a los mandatos de las seccionales las mejores medidas para darle continuidad a nuestra lucha. Está en manos de las autoridades provinciales la responsabilidad de evitar la profundización del conflicto”, aseveraron.

Al tiempo que señalaron que “la pandemia agravó aún más la situación de los trabajadores de la Salud”. “En estos meses de pandemia, muchos trabajadores de la Salud se han enfermado y un número significativo de ellos han perdido la vida mientras desarrollaban sus tareas. En la provincia de Buenos Aires, según los últimos datos oficiales, los contagios por covid-19 alcanzaron a 28.951 trabajadores. Entre los recuperados, hay un sector que ha quedado con secuelas de diversa índole, presentando dificultades para retomar sus tareas habituales. Son todas situaciones que habrá que investigar cuidadosamente y que darán cuenta del alto costo que ha significado garantizar el derecho de la población a la mejor atención posible en circunstancias extraordinarias. Es por todas estas razones que resulta aún más inadmisible la falta de respuestas ante los legítimos reclamos”, sostuvieron.