CAPTURARON A OTRO DE LOS PRESUNTOS AUTORES DEL HOMICIDIO DE CEBALLOS

El primero de enero de este año Matías Ceballos perdió la vida tras recibir un disparo desde una moto tripulada por dos sujetos que se dieron a la fuga. El pasado 8 de febrero la policía detuvo a Gonzalo Motta, mientras que el otro sospechoso, Báez se hallaba prófugo. Ayer personal de la DDI finalmente detuvo al segundo involucrado de este atroz crimen.

De la redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El primero de enero de este año, personal policial fue alertado por vecinos, en el sentido de que en la intersección de las calles Chacabuco y Chopin del Barrio Las Mellizas, dos personas a bordo de una motocicleta, efectuaron disparos, hiriendo a Matías Ceballos, de 22 años, quien falleció en el lugar.
Grupos Operativos de la DDI I San Nicolás, tras labores investigativas, declaraciones testimoniales recepcionadas, análisis de cámaras de seguridad, establecieron que los presuntos autores del hecho serian Báez y Motta. De las pesquisas obtenidas se efectivizaron diversos allanamientos en búsqueda de los investigados, pero sin suerte.
En los primeros días de febrero se entregó en el Ministerio Público Fiscal Gonzalo Motta de 30 años, quien quedó detenido.
Asimismo se continuaron con las tareas de inteligencia criminal, a los fines de establecer el paradero de Báez.
Finalmente en la madrugada de ayer, a raíz de información obtenida, personal de la DDI, tras dos meses de estar evadiendo a la justicia, procedió a la detención del restante sospechoso, Báez, de 24 años de edad.

Investigación

En la madrugada del 1 de enero, Matías Ceballos, conocido como “pantera” falleció tras recibir un disparo de arma de fuego en el pecho, que le quitó la vida de forma inmediata. La víctima se encontraba en un playón con otro grupo de jóvenes y fueron interceptados por dos muchachos que se trasladaban en motocicleta.
En dialogo con EL NORTE, el fiscal que entiende en la causa, el Dr. Ariel Tempo explicó que las declaraciones testimoniales de Motta se contradicen con la de los testigos del hecho, lo que abriría nuevos canales en la investigación, dejando claro que el hecho está esclarecido respecto a los autores materiales del homicidio en el que intervinieron Motta y Báez, debido a que Motta reconoció haber pasado en moto y efectuado los disparos a Ceballos, pero lo que no queda claro aún son las razones por las cuales le dieron muerte a Ceballos. La hipótesis que se investiga habla de un supuesto ajuste de cuentas debido a que entre víctima y victimarios no habían estado juntos y no habría habido ninguna pelea previa a los disparos.