Cientos de nicoleños en Plaza Mitre.

La convocatoria se realizó días antes en todo el país mediante redes sociales. La iniciativa se hizo sentir en distintas ciudades. Causó controversia por el contexto de pandemia de COVID-19. También los ruralistas de la región marcharon en caravana desde Guerrico por la Ruta 188, hasta el puente de San Nicolás y Ramallo, por Autopista. Entre las consignas se encontraban: “Por Justicia, Libertad y Democracia”.

Ayer desde las 16:00 cientos de nicoleños se concentraron en la Plaza Mitre en el marco de la convocatoria que se realizó mediante redes sociales para movilizarse por la fecha patria –solo con banderas nacionales– bajo consignas como “Por justicia, libertad y democracia”. También los ruralistas de la región marcharon en caravana desde Guerrico por la Ruta 188, hasta el puente de San Nicolás y Ramallo, por Autopista.

La iniciativa generó controversia por el contexto de pandemia por COVID-19, la necesidad de distanciamiento social y otras medidas de prevención para evitar el contagio.

La manifestación urbana local se extendió por más de una hora, con aplausos y bocinazos de quienes transitaban por las inmediaciones.

Llamó la atención que a pesar de que la invitación se había hecho solo para expresarse en auto, aun así la plaza central estuviera colmada de gente para tal fin. Luego, los manifestantes se trasladaron a las calles céntricas donde continuaron marchando a pie y en vehículos.

Redes y expresiones de Fernández

Convocada a través del hashtag #17ASalimosTodos, los movilizados se mostraron en contra “del intento del Gobierno de reformar la Justicia, protestas por la inflación, la caída de la economía y el aumento de la inseguridad”, y rechazaron “la extensión de las restricciones por la pandemia y la excarcelación de detenidos”, entre otras cuestiones.

Las redes sociales antes de cada marcha se convierten en el lugar para manifestar la adhesión o el rechazo, y también son un lugar de expresión luego de las convocatorias.

El presidente Alberto Fernández sostuvo en declaraciones radiales el sábado pasado que la convocatoria realizada por algunos sectores para la jornada pasada en contra de las medidas implementadas por el Gobierno nacional era “una invitación al contagio”. “Ahí los tienen a los anticuarentena que aparecen muertos y otros enfermos por esas marchas”, dijo el mandatario al tiempo que sostuvo que el control de la seguridad en esas manifestaciones “es responsabilidad de la Ciudad de Buenos Aires y de las distintas provincias”.

Protestas

Se trató de la cuarta protesta contra el gobierno de Alberto Fernández en pocos meses. La nueva marcha se convocó para el feriado de ayer por la conmemoración del paso a la inmortalidad del General José de San Martín, y el objetivo opositor fue que haya grandes concentraciones en el Obelisco porteño, en plazas y calles de todo el país. Es una “convocatoria en favor de la Constitución y el respeto de la libertad”, argumentaron desde la convocatoria.

Quien ofició de vocero convocante en esta oportunidad fue el actor y exdiputado nacional de Cambiemos por la Unión Cívica Radical Luis Brandoni.

El 30 de mayo tuvo lugar la “marcha contra la infectadura”. El 20 de junio fue el banderazo a favor de Vicentin y en contra del ahora extinto proyecto del Gobierno de expropiar la empresa.

El 9 de julio, en tanto, en el “banderazo opositor” protestaron miles de personas que marcharon contra la cuarentena y el beneficio de prisión domiciliaria de Lázaro Báez, que finalmente no se concretó. Hubo otras marchas pero de menor repercusión, como la del 6 de junio en el Obelisco, cuando se concentraron comerciantes y algunos militantes opositores para exigir el levantamiento de la cuarentena.