“No falta mucho para que comiencen a faltar camas para internación. Por eso el HIGA San Felipe debe estar preparado para lo que todavía no llegó, y asumir entre todos la responsabilidad que nos toca para que el sistema de salud local no se vea desbordado”, aseveró la secretaria General de ATE San Nicolás María Eugenia Bravo.

En el marco de la pandemia, los trabajadores de la salud vienen batallando contra el Covid-19, en las salas y terapias intensivas para atender y salvar vidas, y lidiando también con contagios entre trabajadores, incertidumbres, miedos y angustia, siendo ellos potenciales portadores del virus cuando vuelven a sus casas.“Nadie más que ellos convive con esta triste realidad. Con bajos salarios, por momentos con escasos insumos por la demanda, sin licencias y el agotamiento de meses que se van a ir prolongando, y cada vez se sienten más solos”, marcó la secretaria General de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de nuestra ciudad María Eugenia Bravo –entidad que nuclea a trabajadores no profesionales de la salud-.
Desde el gremio impulsaron una campaña nacional a través de un audiovisual que se aprobó en un plenario de salud, como iniciativa de ATE Provincia de Buenos Aires, que muestra lo que sucede hacia adentro de los Hospitales Públicos desde la mirada de los trabajadores.

“Estar preparados”
“No falta mucho para que comiencen a faltar camas para internación. Por eso el HIGA San Felipe debe estar preparado para lo que todavía no llegó, y asumir entre todos la responsabilidad que nos toca para que el sistema de salud local no se vea desbordado”, aseveró la gremialista.Al tiempo que señaló: “En el San Felipe, ya hubo aproximadamente 30 contagios, por lo cual desde ATE y Cicop venimos avanzando en conjunto para hacer cumplir los aislamientos por contacto estrecho, según protocolo de la Provincia de Buenos Aires, porque los hospitales y los comités de bioseguridad tienen el deber de preservar la salud de sus trabajadores y priorizar el recurso humano escaso para dar respuesta a una demanda ciudadana que se acrecienta por la multiplicación de casos y muertes en la ciudad”.

Peticiones
En cuanto a lo salarial, desde abril se otorga un bono de 5.000 pesos para el personal de salud pública y privada, a nivel nacional, que seguirían cobrando los trabajadores mensualmente hasta fin de año. El gremio afirmó que insistirá para que quede de manera definitiva dentro de sus salarios.“ATE destaca la labor de los trabajadores/as de la Salud y de los científicos del Malbrán. Hoy más que nunca decimos que nuestro trabajo son tus derechos y deben ser valorados no sólo con consignas sino también con remuneración. Por tal motivo, seguimos insistiendo en la apertura de paritarias para todos los sectores, en este caso al gobierno provincial, referente a la Ley 10.430 y 10.471”, sostuvo Bravo.