ARBA: MORATORIA CON QUITAS DE 100% Y UN SOLO PAGO PARA INGRESOS BRUTOS Y MONOTRIBUTO

El director de ARBA, Cristian Girard, precisó los alcances de las nuevas medidas diseñadas por el organismo para acompañar la reactivación productiva. La moratoria alcanzará también a agentes de recaudación y las quitas serán progresivas. Fin de las declaraciones juradas de IIBB y un millón de contribuyentes dejan de pagar retenciones.

Lo consignó EL NORTE: durante la semana que pasó el Director Ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, anunció que el Ejecutivo provincial enviará a la Legislatura bonaerense dos proyectos de Ley tendientes a apuntalar la reactivación productiva y económica. Se trata de las medidas tributarias anunciadas por el gobernador en el discurso de apertura de la Asamblea Legislativa.
En teleconferencia con EL NORTE y una veintena de medios de toda la provincia, Girard detalló que uno de los proyectos planteará un Régimen Simplificado de Ingresos Brutos, mientras que la otra iniciativa contiene dos esquemas de moratorias: un Plan de Pagos para Contribuyentes Afectados por la Pandemia y otro para Agentes de Recaudación.
La moratoria de impuestos patrimoniales de la provincia tendrá quitas en materia de multas e intereses de hasta un 90% en términos generales, con sectores PyMEs más impactados por la pandemia que accederán a un perdón del 100%,  mientras que se avanzará en un régimen simplificado por el cual los monotributistas harán un solo pago para cumplir con ese tributo y con Ingresos Brutos. No habrá que presentar más las declaraciones juradas y un millón de contribuyentes dejarán de funcionar como agentes de retención. Las novedades en materia impositiva, que fueron detalladas por el director de la Agencia de Recaudación, Cristian Girard, constituyen el corazón del Plan de Asistencia Tributaria diseñado como parte de un paquete integral para hacer frente a los efectos adversos de la pandemia en la economía bonaerense, que experimentó una caída de 11 puntos por ese motivo. Las medidas estarán contenidas en dos proyectos de ley, uno de moratoria y otro de  Régimen Simplificado de Ingresos Brutos, que serán enviados en breve a la Legislatura.

Moratorias
La moratoria, dijo Girard, tendrá dos variantes: una general, que abarcará deudas generadas el año pasado en el impuesto a los automotores (patentes), embarcaciones deportivas y en las diversas variantes del inmobiliario, tanto urbano como rural, que estén tanto en etapa judicial como pre judicial. Para este universo de deudores habrá planes de pagos de 12 cuotas sin interés y de 24 cuotas con un interés fijo, que según adelantó el recaudador provincial será bajo para favorecer la adhesión.
La otra vertiente de la moratoria es la que comprende a 3.800 agentes de recaudación que el año pasado no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos. Esto comprende a quienes no realizaron la retención original como también a los empresarios que la hicieron pero después no depositaron los montos correspondientes en ARBA.
Una de las novedades de esta moratoria que tendrá un esquema progresivo de quita, inversamente proporcional a la capacidad de pago del contribuyente y al tiempo que tarden en adherir. Así, quienes tengan patrimonio de hasta $2,5 millones 90% accederán a quitas de hasta 90%. A medida que el patrimonio sea más abultado, las quitas serán menores. Pero además, habrá una categoría en la cual la quita sea del 100%: la de los contribuyentes incluidos en las actividades más afectadas por la pandemia.
Según dijo Girard, el monto de deuda susceptible de ingresar en la moratoria es de $38 mil millones, contra una recaudación que el año pasado fue de unos $ 465 mil millones. Eso implica un pacto cercano al 8%, que ilustra la intensidad del infecto económico de la pandemia. “Fue sobre llovido, mojado”, resumió el funcionario, en relación a cómo ese impacto se sumó a la crisis económica previa.  En ese marco, el titular de ARBA calculó un piso de recaudación están en torno a los “$ 4 mil millones” por plantes de pago suscriptos.