ANTE LA AMENAZA DE LA SEGUNDA OLA, LAS AGENCIAS YA PIENSAN EN 2022

Otro año de incertidumbre que afecta, entre otros, al sector turístico. ILUSTRACIÓN

Habiendo transitado un 2020 totalmente frenado a causa de la aparición del Covid-19 y las medidas sociosanitarias decretadas, el turismo comenzaba a vislumbrar una posibilidad de apertura y leve movimiento durante los meses de verano. Sin embargo, el panorama parece volver a oscurecer ante la cercanía de la segunda ola, que está haciendo estragos en muchos países de la región y el mundo. Ahora la expectativa del sector apunta al 2022.

Habiendo transitado un 2020 totalmente frenado a causa de la aparición del Covid-19 y las medidas sociosanitarias decretadas, el turismo comenzaba a vislumbrar una posibilidad de apertura y leve movimiento durante los meses de verano. Sin embargo, el panorama parece volver a oscurecer ante la amenaza de la segunda ola, que está haciendo estragos en muchos países de la región y el mundo. En nuestro país, en medio de un repunte de contagios de coronavirus y luego de un pedido de un grupo de 50 científicos pidiera cerrar las fronteras para evitar -o retrasar- la circulación comunitaria en el país de la cepa de Manaos (Brasil P 1) del virus, días atrás gobernadores analizaron con el presidente Alberto Fernández los escenarios posibles de evolución de la pandemia de coronavirus en Argentina y acordaron desalentar los viajes de argentinos al exterior. Panorama que sigue golpeando a los agentes de viajes, que intentan por todos los medios mantener su fuente de trabajo.

¿Otro año perdido?
“En el último tiempo había gente consultando por viajes al exterior, pero con las malas noticias de la segunda ola todo se retrae. Estimamos que todo el año será así, por eso nos preparamos para el próximo año, todo focalizado en 2022”, comentó a EL NORTE Marga Maggi, de Marga Maggi Tours. “Respecto a contrataciones para el próximo año, la gente abona de a poco en pesos al cambio oficial, se puede contratar para dentro de 1 año. Por el momento estamos cotizando, y está todo parado. Tenemos para un año más de pérdidas, mientras que el gobierno ayuda con el REPRO (Programa de Recuperación Productiva) otorgando 12.000 por cada empleado, pero los gastos son muchísimos, y hay que mantenerse con las reservas, que por suerte están y ya tengo asumido cuánto voy a perder en estos 2 años. Pero mi política siempre fue tener abierto por medio día, y el resto online, para que la gente se quede tranquila”, aseveró.

Expectativas Ç
En cuanto a las perspectivas a futuro, la entrevistada consignó: “Pensando que el turismo se va a reactivar, estamos haciendo la nueva web de Disney; también estamos dedicándonos al turismo receptivo con un proyecto de 6 agentes de viajes unidos y ya tenemos nueva oficina en la Federación de Comercio local, recibiendo turismo de cercanía”. Mientras que, acerca del movimiento turístico que tuvo la agencia durante el verano, Maggi declaró que la demanda local fue “muy poca”. “La gente se ha animado de a poco a viajar, especialmente en auto, no a través de agencias. Sí hubo algunas ventas a Ushuaia, Calafate y Bariloche. Es decir, trabajamos a pérdida, pero muy esperanzados en la reactivación del turismo: ya que el que tiene unos ahorros, tiene un viaje en la cabeza, quiere darse el gusto, dentro de la Argentina o al exterior, en algún momento va a poder hacerlo. Pero para ello, la vacunación es imprescindible”, marcó.