A PESAR DEL AUMENTO DEL BOLETO, EVHSA SIGUE PREOCUPADA POR LA SITUACIÓN DEL TRANSPORTE

Hace algunos días que se concretó un aumento en el precio del boleto de colectivos, debido a la desesperante situación que explotó con la pandemia. A pesar de ello, está lejos de ser parte de la solución al conflicto en cuestión. La empresa local, Vercelli Hnos, está preocupada por el futuro del transporte púbico, ya que no solamente San Nicolás está en problemas sino también todo el interior del país.

Guillermo Puliti
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

La situación del transporte público de pasajeros en el interior del país es complicada desde hace mucho tiempo. Lamentablemente, nuestra ciudad no es ajena a ello y se mantiene un manto de incertidumbre constante a raíz de la pandemia que aún nos atraviesa. La solución no está en el aumento del boleto, sino en una mejor repartida de los subsidios en todo el país. Desde hace años que venimos viendo la cuerda floja que pisan las empresas de transporte del interior. Primero con el boleto que debía costar un dólar o el cambio en la redistribución de los fondos por parte del Ministerio de Transporte.
Uno de los responsables de la empresa Vercelli Hnos, Samuel Rodríguez Jáuregui, explicó el motivo de la preocupación que tienen todas las empresas en el interior y manifestó que la solución solo podría venir por el lado del Gobierno. Fue en el programa “Primicia Nicoleña” que emite Radio U FM 89.9 (lunes a viernes a las 15:00). “Estamos muy preocupados porque el escenario actual nos lleva a eso. Cuando hablamos de transporte es importante contextualizar el año brutal que hemos pasado con la llegada de la pandemia. No solamente el transporte, también la sociedad toda con situaciones de angustia y con empresas que han tenido que cerrar sus puertas”, afirmó Rodríguez Jáuregui.

Problemas 
“Cuando digo contextualizar, me refiero a las distintas problemáticas que empeoraron por la pandemia pero que ya arrastrábamos desde hace muchos años. Nosotros hemos atravesado un año donde, por ejemplo, perdimos el 80% de los pasajeros, ya que dejaron de viajar por la circulación del virus. Eso se traduce indiscutiblemente en un 80% menos de ingresos”, arrojó el vocero de la empresa. ¿Cómo seguir adelante con un panorama tan incierto? Según manifestó Rodríguez Jáuregui, lo que logró que siguieran de pie fueron los subsidios. “Hemos seguido adelante por los subsidios que van llegando, pero totalmente desactualizados y de forma tardía. Tampoco pudimos aspirar a los ATP como otros rubros para poder paliar la situación económica”. De inmediato, agregó que “inclusive nos fue negado la segunda ayuda del Gobierno, el Programa de Recuperación Productiva. Por lo tanto hemos tenido que afrontar un año terrible, cumpliendo a raja tabla con los trabajadores, inclusive con el 30% de aumento que logró en paritarias UTA (Unión Tranviarios Automotor)”.
Aquí es donde se plasma el mayor problema que tiene cada empresa de transporte en la República Argentina. Como planteó Samuel Rodríguez Jáuregui, los subsidios son las causantes de haber tenido que aumentar el boleto. El peor de los conflictos es la diferenciación que existe entre AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) y el resto del país, ya que los subsidios son más elevados para AMBA y un pequeño porcentaje queda para las empresas del interior, donde se encuentra San Nicolás. “Nos dieron el aumento de la tarifa hace unos días, pero nosotros lo pedimos en diciembre. El incremento fue del 40% pero ya se lo llevó puesto el aumento de combustibles que sufrimos en estos tres meses. Con esto quiero decir que la solución, claramente, no es el aumento del boleto”, comentó Rodríguez Jáuregui.
El año pasado, el Gobierno quitó dos meses de subsidios a todo el interior del país para dárselo al AMBA. “La realidad de los subsidios en AMBA es del 70% aproximadamente, es decir que solamente necesitan el 30% en materia de recaudación, es realmente una diferencia abismal. Todo lo opuesto es lo que sucede en el resto de las provincias. Nosotros recibimos el 35% en subsidios y el 65% necesitamos obtenerlo en recaudación (boleto)”, aseveró Rodríguez Jáuregui. “Antes, eso era exactamente a la inversa. El transporte público tenía mayores subsidios, donde estaba incluido el combustible, por lo que nosotros teníamos que recaudar solamente el 35% de los ingresos necesarios para poder mantener la empresa. Pero eso cambió en el 2018 con el Gobierno anterior, cuando realizaron el pacto fiscal con las provincias para que ellas se encarguen de los subsidios de las ciudades”, afirmó Rodríguez Jáuregui.
“El aumento del boleto no es la solución, el bolsillo de los usuarios está golpeado y no merecen ser ellos quienes paguen los platos rotos del Estado. Acá hay un Gobierno nacional que no interviene y un Gobierno provincial que siempre envía tarde los subsidios y los termina comiendo la inflación. Fíjate como ya se comió la inflación el aumento del boleto con la nafta por ejemplo que recibió 8 aumentos en lo que va del año”, agregó el responsable de la empresa local de transporte. “Nosotros estamos haciendo todo lo posible por cuidar los gastos de la empresa, siempre poniendo como prioridad al servicio que estamos y queremos ofrecer al usuario y pensando en cuidar los puestos de los más de 300 trabajadores que hacen posible a la empresa”, confió a este medio Rodríguez Jáuregui.  

Panorama futuro
Faltan aumentos de combustibles todavía, hasta mayo se verá una suba total de un 15%. El bolsillo de la gente no aguanta y la segunda ola es inminente. ¿Hay solución posible a estas problemáticas que arrastramos todo el interior del país desde hace años? “Cuando nosotros presentamos la polinómica en diciembre, fue con un gasoil a $55 que hoy está en $75. Esto es desesperante y preocupante, la única solución es que las autoridades provinciales y municipales de todo el país se pongan a trabajar en conjunto para redistribuir mejor los subsidios. Que sea algo equitativo, nadie pide que el Gobierno genere más subsidios, sino que lo distribuyan de una manera que no se privilegie el AMBA y sí toda la Argentina. Es la única forma que el servicio de transporte se mantenga de pie”, arrojó Rodríguez Jáuregui.