Rothenburg ob der Tauber: El pueblo de cuentos de hadas


Rothenburg ob der Tauber es una localidad del Land de Baviera en el sur de Alemania. Es el clásico pueblo de los cuentos de los Hermanos Grimm, no en vano el clásico Pinocho está inspirado en esta localidad. Sus casitas con entramados de madera, su murallas, sus torres, sus plazas, sus callejuelas empedradas, todo nos lleva a dejar volar la imaginación y nos traslada a épocas pasadas, a tiempos de caballeros y princesas, magos y leyendas. Si es uno de los sitios más visitados de Alemania junto al castillo de Neuchswanstein y Heidelberg por algo será.

Qué ver y hacer en Rothenburg ob der Tauber Plönlein
Este pequeño recoveco de la ciudad cuya calle conduce la plaza principal es la imagen por excelencia de Rothenburg. Uno de los sitios más fotografiados de Alemania. De noche es aún más bonito. Su fama está totalmente justificada. Simplemente encantador. Museo de la tortura (Mittelalterliches Kriminal Museum): Uno de los museos más importantes de esta temática en Europa. Dos edificios albergan una increíble exposición de instrumentos de tortura, mofa, escarnio y otros documentos legales que van desde los s. XII a XIX. Sillas, potros, sárcofagos y otros aterradores instrumentos eran utilizados para hacer cumplir las leyes. No apto para impresionables. Abierto de 10 a18 hs de mayo a octubre. Consultar horarios otras épocas. Muy recomendable. Más información en la página oficial.

Museo de muñecas y juguetes (Spielzeugmuseum):
Este precioso museo es un placer para grandes y pequeños. Una colección privada de casi 50 años de antigüedad que recoge alrededor de 1000 muñecas colocadas en diferentes juguetes y escenas recreadas con mucho estilo. Los precios son accesibles: 4€ para adultos y entre 1,5 y 2,5€ para niños. Horario principal de 9:30 a 18h y de 11 a 17h en enero y febrero. Más información en la página oficial.

Tienda de la Navidad:
La tienda de Navidad de Kate Wöhlfahrt en la calle Herngasse es algo difícil de olvidar. Entrar en este lugar es transportarte a la época navideña en pleno mes de agosto. El espectáculo visual es esplendoroso. Infinidad de adornos navideños alemanes hechos a mano. La tienda recrea un pueblo alemán nevado en Navidad, con sus típicas casas con entramados de madera. Completan la evocadora escena un cascanueces gigante de 3 metros y medio y un árbol de Navidad de 5 metros profusamente decorado. Entrada gratuita. Es una de las visitas obligadas en Rothenburg ob der Tauber Más información

Museo de la ciudad (Reichsstadt Museum):
Interesante museo que recoge objetos, útiles, armas y armaduras que datan de la Edad media hasta el siglo pasado. Una muy buena opción para conocer el pasado de la ciudad. Horarios de 10 a 17h (abril a octubre) de 13a 16h (noviembre a marzo) Entrada 4€ (adultos) .

Museo de la Navidad (Deutsches Weihnachstmuseum): Una espléndida colección de árboles de Navidad, cascanueces y otros adornos navideños de los últimos 200 años son expuestos para disfrute del visitante. Se accede desde la propia tienda de Kate Wöhlfahrt. Precios: 4 € los adultos y 2 los niños. Más información

Paseo nocturno con el sereno de Rothenburg:
Una actividad tan curiosa como divertida es la visita de aproximadamente una hora de duración que se hace con el actor-guía que representa al vigilante nocturno que había en la Edad Media. Éste, ataviado con su sombrero y su capa negra nos explica (en inglés y alemán) historias, batallas, ejecuciones que sucedieron en cada oscuro recoveco de la ciudad. 7€ por persona. Cada día a las 20h en la plaza principal. En enero y febrero sólo los fines de semana. Información detallada

Subir a la torre y paseo por las murallas:
Otra actividad muy recomendable es subir a la torre Rödertor por un par de euros y disfrutar de la magnífica vista de las típicas casas con sus entramados de madera y sus tejados rojos. La torre en sí y el bastión que la rodea es también espectacular. Subir al ayuntamiento y contemplar vistas de Rothenburg: Otra actividad imprescindible y muy barata (apenas 2 Euros).
Las vistas de la ciudad y de la Haupmarkt (plaza principal son inigualables) El propio ayuntamiento mitad renacentista mitad gótico es otra delicia. En el puente doble, contemplar panorámica de la ciudad: Desde la carretera que pasa por debajo de Rothenburg, en el punte doble, se puede contemplar una preciosa panorámica de la silueta de la ciudad y de la Iglesia Kobolzeller. En las inmediaciones hay diversos senderos que se adentran en el valle del Tauber.