Este aeropuerto indio tiene la vista más linda del mundo


India acaba de inaugurar el aeropuerto de Payyong, el que muchos consideran ya como el más bonito del mundo. Este espectacular aeródromo está instalado en una zona remota del estado de Sikkim, en las montañas del Himalaya. Se trata de una impresionante obra de ingeniería a más de 1.400 metros de altura.

A los pies de la cordillera del Himalaya, rodeado de cumbres montañosas, glaciares, lagos, ríos y arroyos, se encuentra Sikkim, un pequeño estado de India famoso por tener la tercera cumbre más alta del planeta, el pico Kanchenjunga (8.598 metros), y ahora también por su extraordinario aeropuerto, inaugurado el mes pasado luego de nueve años de trabajos en los que se invirtieron casi 68 millones de dólares.

En la cima
Construido en la cima de una colina, a 1.371 metros sobre el nivel del mar, el aeropuerto cuenta con lo que muchos consideran una de las pistas más maravillosas del mundo: brinda una auténtica sensación de saltar al vacío. Ubicado a una altura de 1.700 metros, tiene una extensión de 1,7 kilómetros y 30 metros de ancho. Aterrizar acá no es fácil, de hecho los pilotos recibieron un entrenamiento especial, y aunque las vistas son preciosas, la sensación de peligro está presente hasta que definitivamente se apaga el motor.

Terminal para 100
A unos 60 kilómetros de la frontera con China, el aeropuerto tiene dos áreas de estacionamiento y una terminal con capacidad para 100 pasajeros, lo que evitará a los habitantes y visitantes de esta zona turística que tengan que hacer un viaje de unas cinco horas por rutas montañosas hasta el aeropuerto más cercano en Bagdogra, en Bengala Occidental, como hasta ahora. Esta nueva obra está considerada como una maravilla de la ingeniería por sus técnicas de refuerzo de suelos y estabilización de taludes que exigió despejar montañas y rellenar valles.

Inauguración
El primer ministro de India, Narendra Modi, inauguró el aeropuerto número 100 del país, en Sikkim, un antiguo y pequeño reino en los Himalayas. El estado se conecta con el Tíbet, Bután y Nepal a través de ocho pasos de montaña. Su primer aeropuerto se encuentra en Pakyong, a unos 30 kilómetros de la capital del estado, Gangtok, y fue construido en una ladera de montaña en una acción que ha sido descripta como una “maravilla de la ingeniería”. A unos 60 kilómetros de la frontera con China, el aeropuerto está en la cima de una colina y se extiende a lo largo y ancho de 81 hectáreas. El aeropuerto está flanqueado por valles profundos a ambos extremos de la pista, de 1,75 kilómetros de largo.