Juampi está en casa


Con la medalla de Oro que consiguió en el Mundial de Madeira (Portugal), Juampi Castet volvió a la ciudad y recibió en cada paso el cariño de la gente. Antes de las 12.30 del mediodía de ayer, llegó al Parador en el auto junto a su mamá Susana y su papá Pablo.

Allí lo estaba esperando un centenar de personas con banderas y carteles. Todos, uno por uno, le dieron un cálido abrazo antes de comenzar la “caravana” encabezada por una autobomba, que recorrió las calles de la ciudad hasta Plaza Mitre. Allí, casi 400 personas lo ovacionaron se emocionaron tanto como él, como sus padres y como los profes José Agudo y Guillermo Silvano, quienes también fueron oradores en el escenario montado para la ocasión. Juampi le regaló a San Nicolás un momento inolvidable en la historia deportiva. Un grande, con todas las letras.