“FarFarOut”, el objeto más distante del sistema solar


El recién descubierto objeto está 140 veces más lejos del Sol que de la Tierra y 3,5 veces más lejos que Plutón. El descubrimiento fue realizado por el astrónomo Scott Sheppard, astrónomo de la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington y quien lidera la búsqueda del misterioso Planeta X que sigue esquivo. "Cuanto más podamos encontrar, mejor podremos entender el sistema solar exterior”, analizó.
A una distancia asombrosa del Sol, un equipo de astrónomos del Instituto Carnegie para la Ciencia acaba de encontrar lo que podría ser el objeto más distante jamás descubierto en el sistema solar. Aún queda definirlo, pero su distancia orbitando alrededor del Sol a 140 unidades astronómicas (UA), lo coloca 3,5 veces más lejos que Plutón. Muy, muy lejos. De ahí el apodo de 'FarFarOut', pues su predecesor, un planeta enano descubierto el año pasado en órbita a 120 UA, fue apodado previamente FarOut. Así que, naturalmente, el nuevo objeto es FarFarOut.
El descubrimiento fue realizado por el astrónomo Scott Sheppard, astrónomo de la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington y quien lidera la búsqueda del misterioso Planeta X que sigue esquivo. Mientras tanto, están encontrando muchas otras cosas interesantes. Como este objeto o el descubrimiento 12 lunas previamente invisibles orbitando el gran planeta Júpiter. Para la mayoría de las personas, los días de nieve no son muy productivos. Sin embargo, algunas personas aprovechan el tiempo para descubrir el objeto más distante del sistema solar. Eso es lo que Sheppard hizo cuando una tormenta de nieve cerró la ciudad. Se puso a examinar datos y “voilà”, ahí estaba: un objeto débil a una distancia 140 veces más alejada del Sol que de la Tierra, el objeto del sistema solar más lejano que se haya conocido. Planeta X Este objeto diminuto está a más de 20.000 millones de kilómetros del Sol y, debido a que está muy lejos, sabemos muy poco sobre FarFarOut, pero el equipo ya está planeando una observación adicional del objeto misterioso para que podamos aprender más sobre él. Descubrir estos objetos increíblemente distantes es un logro excelente en sí mismo, pero entenderlos será realmente útil en la búsqueda del Planeta X, que se cree que está fuera del alcance de 200 Unidades Astronómicas. Como ya se sabe con el planeta enano The Goblin ('El Duende'), dado que las órbitas de estos objetos lejanos pueden verse influenciadas por el hipotético planeta X, podrían servir como una señal para descubrir dónde podría estar. "Estos objetos distantes son como migas de pan que nos llevan al Planeta X", dijo Sheppard. "Cuanto más podamos encontrar, mejor podremos entender el sistema solar exterior y el posible planeta que creemos que está configurando sus órbitas: un descubrimiento que redefinirá nuestro conocimiento de la evolución del sistema solar", continuó. Al igual que Farout, la órbita de FarFarOut aún no se desconoce. Hasta que llegue ese momento, no sabemos si se mantendrá lo suficientemente lejos del resto del sistema solar para estar libre del remolcador gravitatorio de los planetas gigantes. Si lo hace, encajaría con las proyecciones de la posible órbita del Planeta X. Estudio de órbitas Sheppard y sus colaboradores rastrean el cielo nocturno con algunos de los telescopios más potentes del mundo. Su búsqueda ha generado cuatro quintas partes de los objetos conocidos a más de 9000 millones de kilómetros del Sol, según informa la web de la revista «Science». El objetivo es observar sus órbitas y conocer si hay algún mundo gigantesco y lejano que esté ejerciendo alguna influencia sobre ellas.
Todavía no se conocen las trayectorias de Farout y FarFarOut ya que al estar tan lejos son gigantescas, por lo que no se sabe si se mantienen lo suficientemente lejos del resto del sistema solar para estar libres del tirón gravitatorio de los planetas gigantes. Si lo hacen, los dos podrían unirse a otro de los recientes descubrimientos de Sheppard, «El Duende», un planeta enano de 300 km que es compatible con la presencia de un gigante desconocido en los confines del sistema solar. Sin embargo, no todos los investigadores están de acuerdo con esta hipótesis. Algunos creen que esas extrañas órbitas de algunos objetos en el borde de nuestro sistema pueden explicarse perfectamente por la fuerza gravitacional combinada de pequeños objetos que orbitan más allá de Neptuno.


FOTO: "Estos objetos distantes son como migas de pan que nos llevan al Planeta X", dijo Sheppard. ILUSTRACIÓN WEB.