Como es viajar en un crucero, pero trabajando


La vida en un barco de crucero es una experiencia realmente inolvidable y única, difícilmente comparable a un trabajo en tierra. Pocos empleos ofrecen la posibilidad de viajar y recorrer amplias zonas del mundo, contemplar paisajes exóticos y conocer a tantas personas y de tan dispar procedencia.

Todo ello puede convertir al protagonista de tal experiencia en una persona de conocimiento y conciencia mundial y con una amplitud de miras hacia problemas y realidades del mundo, imposibles en una persona de tierra. Lo cierto es que la única manera de saber si algo te gusta es probarlo. No obstante, para evitar posibles dudas e incertidumbres, expondremos los aspectos esenciales de la vida en un crucero.

La Rutina Diaria en un Barco Crucero.
En primer lugar, el vivir y trabajar a bordo de un barco crucero presentan una serie de particularidades que han de ser tenidas muy en cuenta por cualquier persona interesada en este sector laboral. Camarotes de los Empleados Estos camarotes, que suelen ser de reducido tamaño, se encuentran distribuidos en cubiertas bajo las áreas destinadas a los pasajeros y, algunos de ellos, bajo la línea de flotación, lo cual puede llegar a ser algo molesto, debido a la vibración y al murmullo de la sala de máquinas y del ruido del agua. En los barcos de mayor tamaño, la zona de camarotes se divide, a su vez, por departamentos y, a veces, en función de la nacionalidad de sus ocupantes. En algunos barcos, se puede disfrutar de un camarote con baño; pero en otros hay que compartirlo por varios miembros de la tripulación. Las camas suelen ser literas siendo las sábanas, mantas y almohada proporcionadas por la empresa naviera.
La limitación de privacidad es la tónica dominante. Aunque hay puestos que dan derecho a un camarote particular, los nuevos empleados deben compartir el camarote con un compañero. Aunque éste puede resultar para algunos el mayor inconveniente de los barcos crucero, lo cierto es que, si no les importa tener un compañero de camarote, no hay ningún problema en absoluto. Un asunto importante es el de las relaciones entre los compañeros de camarote. Los lugares pequeños aumentan las posibles diferencias personales. El exitoso funcionamiento de todo el barco depende de una coordinación entre los distintos miembros de la tripulación Ambiente de Trabajo Internacional.
El personal es de muy variada procedencia, lo cual hace necesario cierto nivel de inglés. A la hora de comer depende del tipo de crucero. Si se trata de uno pequeño, los miembros de la tripulación comen la misma comida que los pasajeros; pero, si se trata de un buque de gran tamaño, disponen de su propia cantina y servicio de comidas. Toda la comida y bebida es gratuita.
Salvo los que se salga del barco, los gastos normales de manutención son gratuitos. Tiempo Libre Durante el tiempo libre, los miembros del personal pueden dedicarse a actividades fuera del barco, si éste se encuentra en puerto.

Acceso al Buque
Antes de embarcar como tripulante en un crucero, hay una serie de requisitos y necesidades económicas a tener en cuenta. Documentación necesaria para trabajar en un barco crucero. Depende de la empresa y del lugar del que proceda el empleado. En caso de que la persona en concreto trabaje en un barco que opera en la zona norteamericana o canadiense, es necesaria la visa (excepto para ciudadanos americanos y canadienses), que puede ser obtenida en cualquier consulado americano. Es recomendable hacer el trámite después de que la compañía haya enviado el contrato. En relación con cualquier otro lugar en el mundo, dependerá del sistema legal local. Todos deberán acceder con sus pasaportes correspondientes y es recomendable que lleven un certificado de nacimiento para resolver posibles problemas de tramitación de documentos.

Posibles Gastos
La mayoría de las líneas de cruceros tiene su lugar de embarque en Europa o EE.UU. Dependiendo de la compañía y del contrato, puede que se le pague el billete de ida y vuelta al empleado, aunque lo normal es que esto no sea así y sean de responsabilidad vuestra. Normalmente, se pide un depósito de viaje (de entre 400 a 500 dólares), reembolsable al finalizar el contrato. El depósito no se devolverá en caso de cese prematuro o despido, en cuyo caso se usará para pagar el billete de vuelta. En cualquier caso, no todas las compañías requieren este depósito. Ventajas e Inconvenientes Trabajar a bordo de un barco crucero ofrece una serie de ventajas e inconvenientes que deben ser tenidos en cuenta y valorados antes de decidirse a buscar trabajo en este sector. Ventajas Interesantes condiciones económicas provenientes de la combinación entre buenos ingresos y carencia de gastos debido a la gratuidad del alojamiento y manutención.
Posibilidad de viajar por el mundo y conocer lugares exóticos de forma continuada y gratuitamente. Días libres con calidad de vacaciones de lujo en los lugares exóticos a los que se dirigen los cruceros. Posibilidad de conocer gente muy diversa y de todas las partes del mundo. Oportunidad de ascensos y promociones. Amplitud de la industria, con posibilidades de cambiar de empresa y destino una vez que se ha accedido a un puesto dentro de la misma. Sin comentar otras posibles circunstancias que pudieran surgir en cada caso y persona.

Inconvenientes
Largos turnos y jornadas de trabajo extensas (12-14 horas diarias y 7 días a la semana). Posibles problemas con el mar y sus cambios que pueden producir mareos y síntomas diversos a los no acostumbrados. Disponibilidad laboral continua. Aunque el personal esté en sus horas libres, se le considera dispuesto para unirse al trabajo en cualquier momento. Alojamiento pequeño y compartido, muy lejos de las comodidades del hogar, compartido por al menos dos personas, que exige mutuo entendimiento y cooperación. Sin comentar otras posibles circunstancias que pudieran surgir en cada caso y persona.