El origen de la función "copia y pega"


Ya tenemos incorporado casi como respirar la función "copia y pega", forma parte de nuestro día a día. ¿De dónde viene?

En 2018 no llama la atención, pero los usuarios no pudieron contar con ella hasta mediados de los 70. Luego, en la década siguiente, fue popularizada gracias a su adopción por parte de Apple.
El "copia y pega" aumenta nuestra productividad. Cuando los usuarios no disponían de esta opción, tenían que reescribir una y otra vez los datos que introducían. Fue entonces que apareció Lawrence Gordon Tesler. Estudiante de ingeniería informática en la Universidad de Stanford durante los años 1960. En algún momento entre 1973 y 1976, mientras trabajaba en el desarrollo de Gypsy (el primer sistema de preparación de documentos basado en una interfaz gráfica de usuario gráfica y en el uso del ratón), se le ocurrió implementar tres funciones complementarias para permitir cambiar de sitio un texto recurriendo a un espacio de la memoria interna del computador, el llamado “buffer”. Las opciones eran “Insertar”, “Copiar” y “Reemplazar”. Lo que actualmente sería “Cortar + Copiar + Pegar” fue generalizado en todos los sistemas operativos con interfaz de usuario y se lo debemos a Apple por contratar a Tesler a comienzos de los 80. Como siempre ha ocurrido, Microsoft copió rápidamente el “copia y pega” y lo incorporó al diseño de sus primeras versiones de Windows.