Garantizar la concreción de la obra pública iniciada, premisa central del Presupuesto 2019


Los nuevos proyectos de obra pública no constituyen un fuerte en el proyecto de Presupuesto 2019 que la gobernadora María Eugenia Vidal y su ministro de Economía, Hernán Lacunza, elevaron a la Legislatura bonaerense. Lo reconoció el propio Roberto Gigante, ministro de Infraestructura, ante legisladores de ambas cámaras y de los distintos signos políticos, cuando advirtió que “la realidad es que los montos dedicados a obras nuevas no son muchos”.

Así y todo, en un contexto económico como el que país viene atravesando, la obra pública no deja de ser un caballito de batalla para el oficialismo a la hora de promover su proyecto de Presupuesto para el venidero 2019. Es que en ese rubro, el gobierno bonaerense buscó hacer foco en la continuidad y finalización de la obra pública ya comprometida e iniciada en la inmensa mayoría de los 135 distritos que componen en el mapa provincial.
Por caso, San Nicolás. Para este distrito del extremo norte, el Ministerio de Infraestructura plantea una inversión en obras durante 2019 por un total de 152,7 millones de pesos. La asignación más importante es la prevista para la continuidad de una obra en desarrollo: el ramal Teherán de desagües pluviales (el cambio de traza y entubamiento del zanjón San Nicolás), con una asignación de casi 140 millones de pesos. Y también aparecen: un colector cloacal y estación elevadora (5 millones); la readecuación de la defensa hídrica de La Emilia (3,35 millones); y el recambio de la red de agua en distintos barrios (4,53 millones).
También existen asignaciones presupuestarias previstas por el Ministerio de Justicia (8,9 millones de pesos) y por el Instituto de la Vivienda que administra el nicoleño Ismael Passaglia (79 millones para completar el plan de 179 viviendas que ya se encuentra en ejecución). Por otra parte, el Fondo Provincial de Puertos plantea una inversión total de 100,8 millones de pesos en la terminal local, la delegación Paraná Inferior. Y dado que algunas de las obras proyectadas para el puerto nicoleño serán finalizadas recién en 2020, también quedó consignada para ese año una inversión por casi 41 millones de pesos.