El proyecto de Presupuesto 2019 para la provincia de Buenos Aires


El gobierno provincial envió un comunicado con el resumen de los aspectos centrales del proyecto de presupuesto 2019 sostiene los mismos lineamientos que mantuvimos desde el inicio de la gestión y sus prioridades son el impulso de la obra pública, el fortalecimiento de la inversión social y las mejoras en seguridad.

El foco principal va a estar en el plan de obras públicas, que continúa representando el 6% del presupuesto, y en la inversión social que representa 7 de cada 10 pesos del presupuesto. Inversión
En 2019 la inversión social va a ser una vez más la prioridad. Las políticas públicas que nos permitan avanzar con mejoras en educación, salud, jubilaciones, pensiones, desarrollo social y seguridad representan el 67,4% de las erogaciones presupuestadas.
Vamos a seguir invirtiendo en los programas que acompañan a los bonaerenses en cada etapa de la vida como el Servicio Alimentario Escolar, el Plan Más Vida y Un Vaso de Leche por Día.
También vamos a continuar entrando en los barrios más vulnerables de donde el Estado se había retirado. Vamos a construir nuevas Casas de Encuentro y a llegar a más vecinos con el Estado en tu Barrio que ya benefició a más de 3 millones de bonaerenses. En esta misma línea vamos a instalar 50 oficinas fijas en los barrios más postergados.
En educación vamos a seguir invirtiendo en obras de infraestructura en las escuelas para resolver los problemas más urgentes y vamos a continuar mejorando las 2.000 escuelas más vulnerables de la Provincia. En este mismo sentido también vamos a aumentar la inversión del Fondo Educativo que reciben los municipios y modificar los porcentajes que tienen que comprometer a obras de infraestructura para que sea del 100% en el Conurbano y del 70% en el interior.
Además vamos a llegar con el Plan de Robótica a todas las escuelas primarias de gestión pública y vamos a seguir trabajando en políticas que nos permitan aumentar la terminalidad educativa. En salud vamos a hacer que el SAME, que ya llega a más de 10 millones de bonaerenses, llegue a todos en 2019. Y las mejoras en las guardias de los hospitales provinciales, que terminamos en 32 hospitales, van a llegar a todos los que faltan.
Además vamos a seguir profundizando el trabajo en la red de salud pública del AMBA fortaleciendo la infraestructura y la atención en Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS), y terminando las obras en 247 de estos centros. Y vamos a ampliar el Plan de Control del Cáncer para continuar acompañando en esta pelea a los pacientes sin cobertura en el diagnóstico, tratamiento de la enfermedad y del dolor. En seguridad vamos a seguir sumando equipamiento y tecnología para cuidar a los buenos policías y vamos a seguir avanzando en las mejoras de su entrenamiento. Vamos a continuar fortaleciendo la infraestructura del Servicio Penitenciario Bonaerense y ampliando la cantidad de plazas con nuevas unidades, refacciones y ampliaciones.
Además vamos a mantener los programas educativos y deportivos dentro de las cárceles para mejorar la reinserción social de los internos. El total de inversión en el presupuesto es de $55 mil millones, 35% más que en 2018.
En obra pública vamos a seguir avanzando con el Plan Estratégico de Infraestructura. Vamos a profundizar el trabajo en la obra hidráulica de las principales cuencas de la Provincia como la del Salado, el Luján, Matanza Riachuelo y el Reconquista.
También vamos a finalizar las obras en la Región Capital y en el noroeste bonaerense donde declaramos la Emergencia Hídrica para terminar con las inundaciones en esas zonas. Además vamos a continuar con los trabajos de vialidad en rutas y corredores del Conurbano y vamos a seguir avanzando con las obras de agua y cloacas para que los vecinos tengan un mejor acceso a esos servicios básicos.
Finalmente, vamos a continuar con el compromiso de que todos los municipios, sin importar el color político, puedan hacer obras. En promedio entre la coparticipación y otros fondos (Fondo Solidario Provincial, Fondo para Programas Sociales y Saneamiento Ambiental, Fondo Municipal de Inclusión Social, Fondo de Financiamiento Educativo, entre otros) vamos a realizar un incremento del 32% anual.
Uno de los que más crece es el de financiamiento educativo que va a aumentar un 49% anual. Déficit Por tercer año consecutivo prevemos continuar con el superávit corriente que para 2019 será del 0,2% del Producto Bruto Geográfico de la Provincia (PBG). El déficit que se mantiene responde a la inversión en obras. Esto quiere decir que si no estuviéramos haciendo las obras de infraestructura para dejar atrás la enorme deuda social que los bonaerenses veníamos sufriendo desde hace décadas no tendríamos déficit.
El presupuesto de este año además contempla la transferencia de subsidios de servicios públicos del Gobierno Nacional. Desde la Provincia estamos en condiciones de hacer este esfuerzo gracias al manejo responsable de los recursos y que año a año fuimos reduciendo el déficit.
Con todo esto, el déficit de este año será de $40 mil millones (sin las transferencias sería solo de $12 mil millones) y se mantiene en 0,6% del producto, porcentaje muy similar al de los años 2018 y 2017 que fueron de 0,5% y 0,6% respectivamente.
La Provincia absorberá los subsidios al agua y al transporte, mientras que los municipios cubrirán la tarifa social de energía.
Sobre la deuda Para el próximo año prevemos un endeudamiento en los mercados de crédito de $68.500 millones. Es el pedido de deuda más bajo de esta gestión: en 2016 fue 2,13%, en 2017 fue 1,43%, en 2018 fue 1,24%, y en 2019 es 1,06% del producto. De esta manera vamos a seguir avanzando en el camino de disminuir la deuda pública y no habrá incrementos en la deuda neta. Sobre los impuestos
En línea con el Consenso Fiscal, vamos a continuar disminuyendo impuestos distorsivos que perjudican la actividad económica y la generación de empleo. Por eso se bajarán alícuotas de Ingresos Brutos: o Para la producción primaria la reducción será de 1,5 a 0,75 %. o Para la construcción de 3 a 2,5 %. o Para los servicios de 5 a 4,5 %. o Para transporte de 3 a 2 %. 4 o Para las comunicaciones de 5 a 4 %. o Para los servicios inmobiliarios de 6 a 5 %. o Para la electricidad, gas y agua de 4 a 3,75 %. Esta disminución significa una transferencia del sector público al privado productivo de $10 mil millones. Respecto al juego, además del aumento que ya habíamos hecho sobre ingresos brutos (pasamos del 12% al 15%) este año vamos a sumar un impuesto del 2% para los premios de máquinas tragamonedas.
También vamos a empezar a controlar el juego online que hasta ahora funcionaba sin regulaciones por parte del Estado. Se contempla también la disminución del impuesto para la venta de automotores nuevos de 2,5 a 2,3%. Por otro lado, para continuar corrigiendo la distorsión generada después de 12 años de inflación alta en los que no se actualizó el valor fiscal de los inmuebles, vamos a aumentar un 38% el impuesto inmobiliario urbano y rural. En el caso del impuesto rural, en gran medida este aumento se compensa con la reducción de ingresos brutos a ese sector. Y vamos a seguir eximiendo a los pequeños productores agropecuarios que tengan hasta 50 hectáreas. Este año estamos actualizando el nivel de facturación anual que pasa de $3 millones a $4.8 millones, por lo que van a ser más los productores que tengan este beneficio. Para el próximo año se mantiene la misma presión impositiva del 5,8% del PBG, pero con estas medidas se corrigen distorsiones y se mejora la estructura tributaria. Balance general
El proyecto para el presupuesto 2019 puede sostener la inversión para continuar transformando la Provincia y continuar mejorando los indicadores económicos, a pesar del contexto macroeconómico porque desde el primer día comenzamos a ordenar las cuentas con responsabilidad.
De no haber hecho las cosas bien, en un contexto de dificultades, la Provincia hubiera vuelto a tiempos de la gestión anterior, tomando deuda a tasas del 12% en dólares, pagando los salarios y el aguinaldo en cuotas y teniendo que paralizar la obra pública. Hoy, no solo podemos continuar con la inversión social y en obras, sino que respecto a 2015 aumentamos la inversión en infraestructura un 307%, ampliamos y aumentamos la asistencia social un 412% e incluimos más inversión en salud con un aumento acumulado del 214% .