El pan registra notables subas en lo que va del año


PIE DE FOTO: El acumulado anual de la harina de trigo común es de +88,25%. DANIEL DORADO - EL NORTE.


La Defensoría del Pueblo bonaerense elaboró un relevamiento en toda la Provincia que mostró una realidad que afecta a los que menos tienen: en lo que va del año, las harinas subieron casi un 90%, lo que disparó que en la primera mitad del año los precios en las panaderías se incrementen un 53,63%. San Nicolás no está exenta de este panorama y registró variados incrementos en el sector. “En el último mes o mes y medio, el kilo de pan pasó de 35 a 45 y luego a 50”, comentaron desde una de las panaderías de nuestra ciudad a este medio y agregaron: “El caserito pasó de 45 a 50 y después a 60. Las subas se dieron en muy poco tiempo y se trasladaron también a las facturas, los biscochos, las masas y otros productos”.

“La gente consulta precios”
Respecto de los hábitos de consumo, notan que es más marcada la demanda en días de escuela, donde en la rutina diaria, las familias optan por pasar por la panadería para resolver alguna colación también. “El sábado y domingo afloja, aunque también está la costumbre de comprar algo para el café”, indicaron. “La gente consulta más precios y eligen qué llevar. Optan por biscochos porque las facturas son menos accesibles”, señalaron. Tal es el incremento de la harina y el pan, entre otros productos, que en el marco del lanzamiento de la Mesa por la Economía Social y Popular (MESyP) -el cual nuclea a varios sectores políticos y cuenta con el respaldo de sindicatos como la Corriente Federal de la CGT y la CTA de los trabajadores y de distintos sectores de la Iglesia- que el espacio propone declarar al Pan como un “Bien Social” para que su precio no esté atado a la inflación y de esta manera se garantice su acceso.
Días atrás, el Municipio de Hurlingham informó que implementarán una serie de medidas de cara a que las panaderías del distrito puedan ofrecer el kilo de pan a 30 pesos. Se subsidiaría esta baja en el precio del pan con recursos propios, mediante la reducción de la Tasa de Seguridad e Higiene que le cobran a las panaderías. Golpe a los que más necesitan “Para los sectores más vulnerables, la harina y sus derivados son productos indispensables para su alimentación, ya que con un bajo costo pueden cubrir las necesidades diarias. Nuestro estudio muestra que estos aumentos son otro duro factor que golpea con fuerza a los que menos tienen”, sostuvo el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino. El análisis, elaborado por el área de Asuntos Económicos en las 27 ciudades donde el organismo tiene delegaciones, arrojó que en lo que va de 2018 la canasta básica de alimentos subió un 17,39%. Puntualmente, el salto registrado en junio respecto a mayo, del orden del 3,69%, es el de mayor impacto en el año.
En el acumulado anual, además de la harina de trigo común (+88,25%), los productos que más subieron fueron la yerba mate (+81,19%); el postre de chocolate (+79,29%); la lechuga criolla (+66,27%); y la batata (+57,03%). Al observar los rubros, las panaderías fueron las que más aumentaron (+53,63%), seguidas por las conservas (+31,46%); las frutas y verduras (+24,21%); almacén (+24,15); y carnicería (+12,21%). Al poner la lupa sobre lo sucedido en junio, el informe también mostró que la zona noroeste de la Provincia es la que menos paga por los productos. En comparación con esta región, la zona centro paga un 10,79% más caro; la zona norte un 5,94% más; la sudoeste un 4,12% más; la Capital, Conurbano y alrededores un 3% más; y la zona sudeste un 2,02% más. “Estos indicadores, que hablan de grandes subas para los productos que más se necesitan, se suman a los incrementos desproporcionados de las tarifas de los servicios públicos, lo que muestra la grave situación que atraviesan las personas económicamente más vulnerables”, puntualizó Lorenzino.