Varios comercios del centro ya adelantan la liquidación de indumentaria de invierno


A 20 días de comenzar el invierno, y en medio de la ola de frío que impera en buena parte del país, comerciantes de San Nicolás de los rubros indumentaria y calzado ya ofrecen descuentos de hasta el 50 por ciento en productos de estación. Lo que antes ocurriera a fin de temporada se adelanta en virtud de que el comerciante vende menos por la caída del consumo. Y necesita efectivo para afrontar las obligaciones salariales, alquiler y tarifas. Pero, fundamentalmente, porque necesita recaudar para stockearse con los productos de la temporada primavera/verano, que aparecerán en vidriera a partir de agosto.

Los descuentos van desde el 20 hasta el 50 por ciento. Es la única forma, admiten, de mover la mercadería y facturar para afrontar los gastos corrientes y las inversiones a futuro. “Con el cambio de temporada van a quedar en el tendal muchos locales porque para renovar la temporada se necesita un capital importante. Y si no hay ventas…”, advertía días atrás Antonio Ponte, referente de la Cámara de Comerciantes del micro centro, en diálogo con este medio.
En efecto, desde la Cámara estiman que el anterior cambio de temporada que llevó a liquidar el stock de verano para incorporar la ropa de invierno provocó el cierre de un 20 por ciento de comercios. “No le cierran los números al comerciante que es dueño del local, con lo cual a quienes tienen que pagar un alquiler se les hace prácticamente imposible seguir adelante”, contaba Ponte.
Las estrategias para liquidar stocks son diversas: descuentos aplicados directamente en los artículos propios de la temporada invernal, oportunidades de comprar dos o tres artículo al costo de uno, o rebajas por la compra de una segunda unidad, son los más comunes para seducir la voluntad del público.
“En esta época los comerciantes necesitan tener liquidez, porque están entrando los compromisos de pago de los productos de esta temporada que se compró en enero o febrero. Ahora hay que empezar a pagar y si no se tiene liquidez, no se pueden asumir los pagos”, señaló el propietario de un local de venta de ropa informal unisex.