Erradican otra red de venta de estupefacientes


En una investigación penal, vinculada al delito de comercialización de estupefacientes realizada por la Fiscalía 1°, a cargo de la Agente Fiscal Dra. María Verónica Marcantonio, se efectuaron en la noche del miércoles 22 de Mayo del corriente año, cinco allanamientos y se practicaron cuatro detenciones.

Las diligencias judiciales se ejecutaron de manera conjunta entre fuerzas policiales mixtas, integradas por miembros de la Delegación Departamental San Nicolás de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, a cargo del comisario Gabriel Saldaña, y la Brigada de Investigaciones de la Delegación San Nicolás de la Policía Federal, a cargo del Comisario Rubén Rojas, lográndose detener a dos mujeres y dos varones, por haberse comprobado que los mismos, durante el transcurso de la investigación, que data desde el mes de diciembre del año 2018 al 22 de mayo de 2019, comercializaban sustancias estupefacientes.
Por tal motivo resultaron detenidos por orden de la Jueza de Garantías interviniente, Dra. María Eugenia Maiztegui, Carolina Sánchez; en su domicilio particular sito en calle San José; Silvio Marcelo Moreyra y su pareja María José López, ambos domiciliados en calle La Paz de Barrio 9 de Julio, y Ramón Felipe Melo, en su domicilio de calle Italia. Asimismo se procedió a allanar un domicilio sito en calle Iturburu sin número de la localidad de General Rojo, donde se procedió a la aprehensión de una mujer de 56 años de edad, por tenencia de estupefacientes para consumo personal.

La investigación
Comenzó en el mes de diciembre de 2018, cuando la Fiscal María Verónica Marcantonio, obtuvo información proporcionada de manera anónima por vecinos de la ciudad, que daban cuenta de la actividad ilícita que desarrollaría Carolina Soledad Sánchez, quién aparentemente proveía de drogas, tanto a Ramón Felipe Melo, Silvio Marcelo Moreyra y María José López, quienes a su vez retirarían la sustancias del domicilio de la mencionada Carolina Sánchez y efectuarían ventas al menudeo de cocaína y marihuana de manera directa al consumidor.
Esta actividad ilícita todos la realizarían con habitualidad y por un precio, que variaba en base a la pureza de las dosis que aparentemente comercializaban entre sus clientelas.

Los allanamientos
En el curso de la investigación, que consistió en tareas de campo, observaciones y tareas de vigilancia, por ambas fuerzas policiales, y captación de las comunicaciones telefónicas mantenidas entre los sindicados, se logró establecer con precisión un cuadro de actividades ilícitas que demostraban y acreditaban las maniobras compatibles con la comercialización de estupefacientes por parte de estos sujetos y que tal circunstancia avalaban los dichos denunciados por las vecinos comprometidos en erradicar estos puntos de ventas de sus barrios.
Como resultancias de los allanamientos se logró secuestrar en poder de los investigados siete teléfonos celulares, dinero en efectivo tanto de moneda nacional como extranjera, por la suma de $ 7.950, elementos para estirar y fraccionar estupefacientes, recortes de nylón y envoltorios conteniendo 8,3 gramos de cocaína, marihuana, una escopeta calibre 16 y sus correspondientes cartuchos, y demás elementos demostrativos de la actividad ilícita desplegada por todos los imputados.