Manuel Passaglia: “De la continuidad de la obra pública dependen miles de familias nicoleñas”


Manuel Passaglia puso en valor la inversión del Estado local en la infraestructura de la ciudad, entre lo que se destaca la recuperación de los espacios públicos. En diálogo con este medio, el Intendente manifestó la decisión de “ir por más obra pública” en un contexto macroeconómico “muy difícil porque hay mucha gente que la está pasando mal”, dijo. Y se refirió a la necesidad de hacer “un esfuerzo diario” para sostener los más de sesenta frentes abiertos. “Si se llega a romper ese círculo virtuoso, entonces la situación sería mucho más delicada para miles de familias nicoleñas”, dijo.


Guillermo Insúa
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

La inversión en obra pública puede entenderse como el ADN de la gestión Passaglia (de 2011 a esta parte), y como tal, el registro genético que definirá –dentro de algunos años- una forma de administrar la cosa pública. En esto coinciden hasta los sectores opositores. Con fuertes matices, claro, en atención a que el pensamiento político es –afortunadamente- muy amplio al momento de entender cuáles son las políticas dirigidas a mejorar la calidad de vida de la gente.
La decisión de destinar el 50 por ciento del Presupuesto a obras de infraestructura es la consecuencia de entender que “San Nicolás necesita seguir creciendo en infraestructura para recuperar el tiempo perdido. Perdido para los vecinos, que son los que viven en la ciudad”, asegura el intendente Manuel Passaglia, quien esta semana le concedió una entrevista a EL NORTE a partir de la propuesta de evaluar el impacto de la puesta en valor de los espacios públicos.
“Lo que vemos es que las obras de mejora de espacios públicos han producido un cambio de hábito”, afirmó el jefe comunal al momento de ser consultado sobre el uso de los espacios públicos durante los meses cálidos que acaban de terminar.
“Antes llegaba la noche y prácticamente nadie salía de su casa. Hoy, por el contrario, pueden verse grupos de amigos y familias enteras que se arman el plan de picnic nocturno en la costanera o el parque San Martín. No es que antes no lo hubieran querido hacer, sino que no había dónde. Hoy, en cambio, pueden disfrutar de lugares modernos, cuidados, iluminados y seguros”, apuntó el Intendente.
El titular del Ejecutivo dejó una reflexión interesante al momento de analizar el verdadero impacto de este tipo de políticas públicas. “En realidad, las obras de puesta en valor de espacios públicos son solo una parte de la cuestión. La otra parte es la necesidad de darle contenido a esos espacios. Nuestro objetivo es que el vecino tome como propios esos lugares, a partir de lo cual constantemente buscamos impulsar distintas movidas culturales o deportivas que permitan fortalecer ese sentimiento de pertenencia”, destacó Passaglia.
Por estos días, el plan de obras en materia de espacios públicos avanza sobre Costanera Baja y las plazas Sarmiento,14 de Abril y Belgrano. También hay un proyecto para renovar Plaza Mitre, aunque fue el propio Intendente el que puso paños fríos sobre esa cuestión. “Tenemos 61 frentes de obra abiertos. Y no queremos iniciar uno que no pueda terminarse dentro de nuestra gestión”, dijo, en relación con el cumplimiento del período de gobierno, en diciembre próximo.
Vale agregar que el proyecto de renovación de Plaza Mitre incluye un estudio de diagnóstico que permita evaluar si conviene mantener el actual formato de peatonal o incorporar ese sector a la lógica del formato manda peatón, tal como se ha instalado en las calles refuncionalizadas del microcentro.
“Es algo que no hemos decidido. Queremos escuchar a todos, porque entendemos que todos tienen una porción de la verdad. Cuando llegue el momento de tomar una decisión vamos a convocar a comerciantes y vecinos del lugar para que lo que se decida termine siendo lo mejor para toda la ciudad”, dijo Manuel Passaglia sobre la posibilidad de despeatonalizar el tramo de calle Mitre entre Sarmiento y Guardia Nacional.

A los barrios
Manuel Passaglia considera que “hay un cambio de época” en materia de uso de espacios públicos. “Seguimos avanzando en la recuperación de plazas y parques a partir de entender que se trata de espacios de socialización y de recreación que forman parte de la vida diaria de los vecinos de San Nicolás. Y esto es algo que cualquiera puede comprobar si se acerca al Parque San Martín, Costanera Alta o a la costanera de Somisa, donde no solo llegan vecinos de San Nicolás sino también de otras ciudades. Yo recuerdo que, no hace tantos años, familias nicoleñas o grupos de amigos elegían la costa de San Pedro como plan para pasar un día al aire libre. Y se quejaban de que en San Nicolás los espacios públicos estuvieran prácticamente abandonados. Eso cambió completamente a partir de lo que se invirtió en espacios públicos, no solo porque los nicoleños hoy eligen mucho más su ciudad, sino porque también los vecinos de otras ciudades eligen San Nicolás a la hora de hacerse una escapada”, aseguró Manuel Passaglia.
Tras enumerar cada uno de los espacios públicos que fueran recuperados, el Intendente hizo una pausa antes de afirmar que “vamos a llevar a las plazas de cada barrio y Delegaciones obras del mismo estándar de calidad que las ejecutadas en Parque San Martín o Costanera Alta. Es decir que vamos a poner lo mejor en cada una de esas plazas. La decisión es llegar a todos, como lo hicimos con el agua, las cloacas, el gas y como lo estamos haciendo con el pavimento”, afirmó el titular del Ejecutivo.
“En lo referente a la mejora de espacios públicos, empezamos por el Parque San Martín y la Costanera Alta porque son lugares comunes a todos los nicoleños. Además, esas obras tienen un valor agregado muy importante ya que fueron las que impulsaron el proyecto de poner a San Nicolás de cara al río. Tenemos la bendición y el privilegio de estar ubicados al lado del Paraná, a pesar de lo cual se le daba la espalda. Hoy, en cambio, la ciudad y el río están mucho más integrados”, añadió el jefe comunal.

La coyuntura
La entrevista con el Intendente también abordó la coyuntura económica local, atravesada por la crisis macro que afecta a buena parte de la población. De hecho, lo que el Gobierno nacional define como «tormenta» impacta con diferente nivel de violencia en distintas porciones de la comunidad nicoleña. Y en esto no hay valoración política, sino estricto análisis de variables socioeconómicas. El propio Indec registra altos niveles de desempleo y pobreza en esta región, incluso por encima de la media nacional.
“La situación económica del país es difícil. Hay mucha gente que la está pasando mal, y hay otros a los que les está costando llegar a fin de mes. En este contexto, la Municipalidad de San Nicolás está haciendo un esfuerzo enorme para mantener los más de sesenta frentes de obra que están abiertos no solo porque la ciudad necesita de estas obras, sino también porque hay 1500 familias nicoleñas que dependen de la continuidad de esas obras. En estos días vamos a iniciar la construcción de cien viviendas en barrio San Francisco, que van a emplear a más de 300 personas, todas de San Nicolás. Y que le va a dar trabajo a los proveedores locales. Al mismo tiempo, esas pymes nicoleñas les van a dar empleo a contadores, técnicos en Seguridad e Higiene, administrativos, es decir, de manera directa e indirecta la obra pública genera empleo genuino y de calidad para nuestros vecinos. Si se llega a romper ese círculo virtuoso, entonces la situación sería mucho más delicada para miles de familias nicoleñas”, dijo con énfasis Manuel Passaglia.
Ese mayor esfuerzo que debe hacer el municipio se debe a la caída en la recaudación con relación a los últimos años, como consecuencia de las mayores dificultades que tienen los contribuyentes al momento de cumplir con las obligaciones corrientes.


Pobreza y desempleo
Consultado sobre el crecimiento de los indicadores de desempleo y pobreza que el Indec registrara en nuestra ciudad, Manuel Passaglia dijo sentir “mucha pena”. Y aclaró: “La mayoría se queda con lo que expresa el índice de desempleo o de pobreza. Yo en cambio veo al desocupado que me trae un currículum y me dice que necesita laburar. Y a la pobreza también le veo la cara porque camino por todos los barrios, y charlo con todo el mundo. Hay familias que no tienen casas, o que viven hacinadas en una habitación. Esa realidad no se refleja en un indicador. Por eso mismo, estamos haciendo un esfuerzo inmenso para seguir adelante con las obras que le dan trabajo a vecinos y a empresas. Por eso vamos a adjudicar 79 viviendas a familias que se encuentren en una situación de extrema vulnerabilidad. Por eso construimos un nuevo hospital. Y por eso hemos invertido en la mejora de escuelas y espacios públicos. Pero el esfuerzo de ayer de nada sirve si no lo volvemos a hacer hoy. Entonces hay que trabajar todos los días por una mejor ciudad y calidad de vida para los nicoleños. No tenemos duda de que este es el camino. De hecho, se están empezando a ver los frutos del esfuerzo que venimos haciendo los nicoleños en un contexto difícil. Esto es algo que lo ven los vecinos de San Nicolás, pero también lo están viendo los de afuera”, completó Manuel Passaglia.