Provincia: proyecto para sancionar a los "trapitos" ilegales


Desde la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires se busca prohibir la actividad de cuidacoches y de limpiavidrios, más conocidos como “trapitos”, sin autorización legal.
El proyecto es impulsado por los diputados oficialistas Matías Ranzini, presidente de la Comisión de Seguridad y Guillermo Castello, presidente de la Comisión de Educación. “Nos parece fundamental el proyecto porque ataca el primer eslabón de una cadena mafiosa que hay detrás; el sistema propuesto permitirá poner fin a las situaciones de tensión que se dan con los “trapitos” en las calles de la provincia de Buenos Aires” , dijo el diputado zarateño Matías Ranzini, y agregó: “estamos brindando a quienes transitan por las calles de la provincia una herramienta de protección frente a quienes pretenden exigir una remuneración por algo que no les fue pedido, generando situaciones de intimidación, y muchas veces de violencia, que no pueden ser toleradas por el Estado”

Qué busca el proyecto
El proyecto busca defender la libertad individual y la vía pública sancionando a los que se ofrezcan como cuidacoches o limpiavidrios sin autorización legal. Se incluyen acciones que van desde limpiar vidrios, reservar lugares para estacionar, guiar el estacionamiento o cuidar coches, sea que estén estacionados o momentáneamente detenidos, como en los semáforos. No se requiere la exigencia de dinero, también se alcanza a quien se ofrece gratuitamente.
Las sanciones previstas son de multa y/o arresto, como con cualquier contravención, y se agravan al doble si los autores portan elementos que podrían usarse como armas. También se agravan al doble si hay coordinación previa entre los autores y al triple para los jefes de la organización.


FOTO: Diputado Matías Ranzini.