Quiso huir y atropelló a un policía


Desde estas páginas publicamos constantemente los numerosos hechos de violencia, ya sea familiar o entre vecinos que se desatan en la ciudad y alrededores y que parecen no tener fin. Generalmente son hechos mínimos que no justifican en absoluto las agresiones, pero que terminan decantando en la necesidad de la intervención de las fuerzas policiales. La calle es un testimonio elocuente del clima de violencia que se está instalando cada vez más en la sociedad y a veces un simple choque de autos termina en situaciones que se antojan inverosímiles.

El pasado domingo, en calles Belgrano y Moreno, por causas que se deben esclarecer, se produjo la colisión entre un automóvil Renault Megane bordó, conducido por Diego (46) y una camioneta Ford F100, color rojo, conducida por Humberto (50). A raíz del impacto solo se produjeron daños materiales. La sorpresa ocurrió cuando personal policial se acercó a constatar lo ocurrido y el conductor del auto se subió y arrancó de improviso embistiendo a un efectivo de la Policía Local, de 31 años.
El sujeto, intentado escapar de un simple accidente automovilístico, llevó colgando sobre el capó y parabrisas al efectivo hasta calle Lavalle y Olleros, donde se detuvo y fue aprehendido. Increíblemente, el agente -por suerte- resultó ileso. Se labraron actuaciones penales caratuladas “Atentado a la autoridad”, con intervención de la Unidad Funcional de Instrucción nro. 6 San Nicolás.