Suteba San Nicolás exige “un aumento digno” para asegurar el inicio de clases


El gobierno de María Eugenia Vidal convocó a los gremios que componen el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) a la primera reunión paritaria del año. El encuentro tendrá lugar el próximo miércoles a las 17 horas en el Ministerio de Economía provincial.

En un conflicto extenso y con 29 paros, el año pasado las partes no lograron arribar a un acuerdo por lo que el Gobierno otorgó un aumento del 32% de manera unilateral. Para empatarle a la inflación de 2018, los gremios que componen el FUDB (Suteba, FEB, Udocba, AMET y Sadop) piden una recomposición del 15,6%.
“No tenemos ninguna convocatoria formal aún. Lo que sabemos es lo que publica la prensa”, indicó ayer la secretaria general de SUTEBA San Nicolás, Nancy Monti. “Reclamamos por todos los medios posibles que nos convocaran en enero para que no digan que tomamos a los chicos de rehenes si las clases no empiezan. Bueno, parece que finalmente escucharon”, añadió Monti en relación a la convocatoria del miércoles próximo.
De acuerdo a lo que trascendió extraoficialmente, el Director General de Educación y Cultura, Gabriel Sánchez Zinny, ofrecería a los docentes un aumento del 20% con cláusula de revisión. Aunque desde el sector gremial solicitan antes una recomposición salarial por pérdida de poder adquisitivo en 2018. “El año pasado no pudimos cerrar paritarias. Nos dieron de prepo un aumento que hizo retroceder 18 puntos al salario en relación a la inflación. Lo que pedimos es una recomposición salarial antes de discutir el aumento para este año”, avisó Monti.
Asimismo, desde SUTEBA local anticipan que el 20 por ciento que ofrecería el gobierno “está lejos” de las proyecciones inflacionarias que hacen los analistas privados. “Se habla de un 30 por ciento de inflación para 2019, con lo cual de entrada estaríamos perdiendo un 10 por ciento si aceptamos la propuesta que haría el gobierno”, apuntó Monti.
Si bien los docentes se reincorporan a las tareas el próximo lunes con el comienzo de la planificación anual, el inicio del ciclo lectivo está fijado para el 1 de marzo. Sobre este punto, Monti advirtió que “del Gobierno depende que las clases comiencen en tiempo y forma”.

Revisión no, gatillo si
Sánchez Zinny sugirió también que la negociación salarial 2019 volvería a contemplar una «cláusula de revisión» en caso de que la inflación supere el porcentual de aumento que se acuerde. Aunque desde el gremio rechazan esta modalidad de compensación al tiempo que reclaman una «cláusula gatillo».
“No podemos estar sujetos a que el gobierno decida convocar a una nueva negociación para actualizar el salario. Queremos que eso sea automático, con lo cual pedimos que se firme una «cláusula gatillo»”, aseguró Monti.