Uboldi: “Hoy los empresarios están sosteniendo la actividad”


El Cdor. Juan Carlos Uboldi es una de las referencias más importantes a la hora de trazar el escenario que atraviesa el mundo de las pequeñas y medianas empresas. Luego de presidir -durante dos períodos- la Federación de Comercio e Industria de nuestra ciudad, Uboldi, Uboldi integró distintas mesas directivas de las cámaras que representan a los empresarios del sector productivo en la provincia de Buenos Aires, y también en la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). De ahí que cuenta su análisis de situación es muy amplio al momento de explicar el panorama dificultoso que amenaza la supervivencia de las empresas radicadas en territorio bonaerense y, obviamente, en San Nicolás.

“El desencadenante que configura un escenario de serias dificultades para las pymes es la caída muy marcada del mercado interno. Las últimas cifras de noviembre dan cuenta de una caída del salario real de más del 20 por ciento, en comparación con noviembre de 2017. Y ese indicador tiene un correlato directo en el nivel de actividad del mercado interno”, explica el Cdor. Juan Carlos Uboldi, actual vicepresidente primero de la Asociación de Industriales bonaerenses (AdIBA) y vicepresidente de la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA).
Además de la pérdida de poder adquisitivo del asalariado, el otro punto que deprime al mercado interno es la pérdida de empleo, cuenta Uboldi.
“En 2018 se perdieron 200.000 puestos de trabajo en la Argentina, lo cual representa la pérdida de empleo más importante en la serie histórica de los últimos 20 años. Ello impacta en un menor consumo, lleva al desplome de la facturación de las empresas, y consecuentemente de la rentabilidad”, añadió.

Presiones
Al momento de explicar el impacto que tiene en el mundo pyme el incremento en los costos y obligaciones, Uboldi pone el foco en el “ataque que sufren las pymes desde dos frentes fundamentales”, asegura, en referencia a la presión tributaria y la cuestión tarifaria.
“Hace pocos días se conoció una encuesta de la Fundación Observatorio Pyme que refleja que el nivel de tributación total (costos laborales + costos impositivos) sobre utilidad comercial es del 106%. Es decir que la tributación se lleva la toda la utilidad”, asegura Uboldi, para luego sentenciar que “el nivel de tributación de las pymes en Argentina es el más alto de toda América latina. Para tener una noción de cómo estamos en ese punto sólo basta decir que en Colombia, por ejemplo, el nivel de tributación total sobre utilidad comercial es del 35%”.
“A ello hay que sumar que no hay ningún incentivo importante para las pymes, salvo la Ley Pyme a la cual es muy difícil calificar. De hecho, sólo fue tomado el 30% de lo presupuestado para el año 2018. A las empresas se les hace muy difícil calificar para ese beneficio porque el nivel de incumplimiento impositivo que tienen hoy es muy alto. De hecho, muchas empresas se financian pagando tarde los impuestos. Tarde y mal. Entonces sufren embargos y otras penalidades, que les impide calificar para la Ley Pyme”.

Tarifas
“La otra presión fuerte que deben soportar las pymes es la tarifaria, que a nivel empresario es muy importante a y reduce todavía más la rentabilidad. Eso ha generado pérdida de empleo pero también ha llevado al cierre de muchas empresas”, asegura Uboldi.
Para el vicepresidente de la FEBA y AdIBA, hay un indicador que bien refleja la caída de la actividad económica en nuestro país: “El último mes cayeron 21% las importaciones generales. Eso manifiesta, de alguna manera, la caída de la actividad económica puesto que muchos de productos importados son insumos para la producción. Y da una pauta de la profundidad de la recesión que atraviesa el país”.
En este contexto, el mundo empresarial le pide al gobierno nacional un giro en su política productiva. “Hay iniciativas del sector empresario tendientes a revertir el escenario. De hecho, la UIA le presentó al gobierno una propuesta con 35 puntos concretos que ayudarían a paliar la situación. La CAME también hizo pública sus propuestas. Pero todavía no se advierten medidas concretas del Gobierno que permitan atenuar la fuerza de la crisis”, contó Juan Carlos Uboldi.

2019, en caída
Uboldi da a entender que 2019 será un año con más dificultades para el sector productivo. “Las proyecciones más moderadas dan cuenta de una caída del PBI de entre 1,5 y 2 por ciento. Yo considero que se va a producir una caída de la economía, tal vez un poco atenuada por el proceso eleccionario si es que se le imprime algo de impulso al consumo. Las paritarias podrían frenar un poco la pérdida del poder adquisitivo. Así y todo, la situación no es buena. Muchos empresarios están sosteniendo la actividad. Y eso es peligroso porque la soga en algún momento se corta”, completó Uboldi.