En los últimos tres meses se otorgaron más de 50.000 turnos vía Whyline


En septiembre del año pasado comenzó a funcionar «Whyline», una aplicación para teléfonos smart mediante la cual se puede solicitar un turno de atención en ventanillas de la Administración Pública local sin necesidad de acercarse al lugar y sufrir la espera. La app no solo registra el turno, sino que emite una notificación de cuánto tiempo resta para ser atendido.

La experiencia piloto tuvo foco en la atención que brinda el Cemac, y más tarde se extendió al Juzgado de Faltas y el Cempre. De acuerdo con la información que recaba el municipio, en tres meses se registró el otorgamiento de más de 50.000 turnos mediante la aplicación «Whyline».
El Cemac tiene una afluencia diaria de -aproximadamente- 600 personas y el Cempre, de unas 400. Mes a mes vamos notando el incremento de las descargas móviles, y en consecuencia, de la utilización del servicio que en la actualidad representa un importante porcentaje sobre el total de turnos otorgados”, afirmó Agustina Gruffat, secretaria de Gobierno municipal.
La implementación de Whyline es parte de un programa integral que viene instrumentando la Municipalidad de San Nicolás a fin de simplificarle la vida al vecino, ahorrándole la espera innecesaria”, añadió la funcionaria, quien encabezó la presentación en sociedad de una app que funciona con éxito en las principales ciudades del país.
La gran ventaja es que los turnos se pueden solicitarse directamente desde el celular descargando la aplicación o acercándose a los lugares de atención. Allí el vecino recibe el asesoramiento pertinente para que pueda -en el futuro- desenvolverse por sus propios medios. Lo interesante es que se trata de una aplicación muy sencilla al momento de utilizar sus funciones.
En todos los casos, y en forma gratuita, el vecino luego de sacar el turno recibe un mensaje de texto en el cual se le informa cuántas personas tiene delante de él. Y cuánto tiempo resta para ser atendido. Es un mecanismo de contacto entre el municipio y el vecino que va posicionando a San Nicolás entre las ciudades consideradas «inteligentes». Y responde a la decisión política, a un camino que venimos transitando desde hace algunos años y en el cual vamos a seguir avanzando”, completó Gruffat.