Cooperativas eléctricas se niegan a aplicar tarifazo


Mientras otras distribuidoras eléctricas evalúan tomar la misma decisión, el presidente de la Cooperativa Eléctrica neuquina CALF, Carlos Ciapponi, aseguró que planteará el tema el miércoles en la próxima reunión de la Federación de Cooperativas Eléctricas de la Argentina, que nuclea a más de 240 distribuidoras y brinda servicio a más de 4 millones de hogares. En ese sentido, Ciapponi aseguró que no descarta una "rebelión" por parte de las cooperativas en contra de la quita de la "tarifa social" al sector de distribución de electricidad.

El titular de la cooperativa eléctrica más grande de la Patagonia explicó que "son muchos los usuarios que registran consumos de más de 500/600 kilovatios, que hoy ya pagan entre 8.000 y 10.000 pesos por mes, y con un aumento adicional de 55% que impulsó el Gobierno, se va a hacer realmente complicado de afrontar", remarcó.
En cuanto a la realidad del sector, detalló que el costo de la energía históricamente representó poco más de 30% en el presupuesto de la cooperativa, y ahora está cerca del 70%; más los impuestos y tributos que se aplican en las facturas.
La CALF se expidió en desacuerdo con esta fase de la política aplicada en material energética por el gobierno de Mauricio Macri, y ya lo hizo saber a través de una presentación judicial para que se reduzca la carga tributaria. "El servicio eléctrico es considerado un servicio esencial, y Hacienda debe fijar una alícuota de IVA diferencial. Por ejemplo, el pan y la leche pagan 10,5% de IVA. Sin embargo, el usuario de electricidad paga un 21%, y un comercio o una pyme paga el 27%. En los últimos tres años, se pagó un aumento por encima de cualquier recomposición salarial, y debió aplicarse el IVA como servicio esencial, y no que los comercios y las pymes tengan que pagar hasta un 27%", resaltó.
"Nosotros vamos a decir la verdad, a informar lo que pasa, no como otros que prefieren quedarse callados, no decir nada", sostuvo Ciapponi.