“Es una frustración que sigamos perdiendo inversiones por mezquindades”


En un extenso reportaje concedido a EL NORTE, el Intendente Municipal de Ramallo, Mauro Poletti, hizo un balance del año que se fue. Se mostró conforme por lo realizado en obras públicas y en el manejo de los dineros públicos. Por otro lado se mostró apesadumbrado por la no aprobación del nuevo COUT que impidió la radicación de empresas y la construcción del Puerto Multipropósito.


El 2018 se fue y dejó los balances. El Intendente Poletti, distendido mientras transcurría el último viernes del 2018, recibió a EL NORTE. En este nuevo año que se va, el tercero desde que accedió al cargo de Intendente Municipal, Poletti se mostró satisfecho por lo realizado por su gobierno, sostiene que les llevó dos años para poder llegar con su mensaje a los vecinos, pero siempre dejo en claro que hubiese querido alcanzar algunos objetivos que por diferentes cuestiones no pudieron hacer. Uno de ellos el tratamiento del nuevo Código de Ordenamiento Urbano y Territorial que impidió la construcción del Puerto Multipropósito en cercanías de Paraje El Tonelero y la radicación de empresas que tenían previsto radicarse en el partido de Ramallo, según aseguró.
Consultado sobre los puntos altos de su gobierno en el transcurso de este año destacó que el resultado económico favorable fue lo mejor: “Cuando asumimos en el gobierno nos pusimos como una meta principal trabajar con transparencia con los recursos del estado, reestructurar algunas áreas para trabajar de manera más conveniente y achicar la deuda que habíamos heredado. En el 2015 la deuda del municipio era de unos 65 millones de pesos y hoy creo que vamos a estar cerrando el ejercicio debiendo solamente unos 20 millones. Una reducción muy importante para tres años de gestión si tenemos en cuenta difíciles momentos económicos que está viviendo nuestro país y que ese ahorro de dinero se hizo a pesar de las calles que asfaltamos, que cumplimos con la prestación de los servicios y que hemos sido de los pocos municipios que reabrimos paritarias para que nuestros empleados no sufran tanto con la inflación”, destacó en uno de los tramos de la entrevista.
¿Qué fue lo mejor de este año? Creo que lo mejor está dentro del marco económico, del achique de la deuda, de poder cumplir con el pago de haberes a los empleados y también a los proveedores en tiempo y forma, y en poder continuar con la realización de obra pública. Este año avanzamos con un importante programa de pavimentación en Ramallo, Villa Ramallo y Pérez Millán, porque no concebimos que sigamos teniendo calles de tierra. Por otra parte cerramos con la obra de gas natural en Villa Gral. Savio a la espera de la autorización de Litoral Gas para poder dotar del servicio a los vecinos, la construcción de la planta de tratamientos de líquidos cloacales en El Paraíso y en ese lugar también se consiguió que la provincia acceda a nuestro pedido para que se incluya la repavimentación del acceso a la localidad desde la autopista dentro de la obra en ruta 51.
En materia de seguridad hemos avanzado de manera considerable y creo que municipalizar la policía nos permitió mejorar el servicio que se estaba prestando y esto se ve cuando se observan las estadísticas comparándola con años anteriores, pero de igual manera somos conscientes que hay que seguir mejorando a pesar que el delito cero no existe
¿Lo peor del año o lo que le hubiese gustado que sea diferente? Tenemos cosas que nos hubiesen gustado que sean diferentes, en ese sentido no somos para nada conformistas, pero el trago amargo de este año fue que se nos escaparan inversiones en medio de una situación económica que está empeorando día a día. Por todo lo que pasó con el tratamiento del Código nos perdimos una inversión por 200 millones de dólares de una empresa suiza y la construcción del puerto por un monto similar, que además ambos proyectos significaban fuente laboral para nuestros vecinos, y eso golpea dentro de un proyecto de gobierno que tiene a la generación de empleo como una de las patas más importantes. En ese tema nos hubiese tenido un poco más de acompañamiento de algunos sectores que por mezquindades no lo hicieron y que muchas personas se pongan en el lugar de quienes menos tienen, sin poner palos en la rueda.
¿Cómo prevé que será el 2019 en materia económica? Realmente veo un escenario difícil, pero será cuestión de adaptarnos como lo hemos hecho en los años anteriores para poder adaptarnos lo mejor posible a ese contexto. Nosotros asumimos en el municipio con un panorama económico difícil, con vehículos municipales que ya estaban para desguace, una deuda que era muy importante y con muchos millones de pesos que se iban de manera anual en el pago de obras y servicios que bien se podían hacer con los trabajadores municipales. Logramos sobrellevar todas esas vicisitudes y seguir adelante con todo lo proyectado. Sabemos que el panorama no es para nada alentador, creemos que la crisis se va a ir profundizando y en ese marco iremos tomando las medidas necesarias para salir lo más indemnes posible.


FOTO: Poletti se mostró muy satisfecho por la situación económica del municipio y el avance de la obra pública que están realizando con fondos propios.