“La filosofía está presente en todo lo que hacemos”


Ángeles Aguirre participó de la instancia final de las Olimpíadas nacionales de Filosofía promovidas por la Universidad de Buenos Aires. Alumna de quinto año de la Escuela Normal, la joven nicoleña fue una de las siete estudiantes de toda la provincia que logró acceder a la final nacional, que tuviera lugar en Villa La Angostura. “La filosofía me abrió camino a una nueva manera de percibir y pensar las cosas”, cuenta Ángeles.


Ángeles Aguirre tiene 18 años y acaba de terminar los estudios secundarios en la Escuela Normal Rafael Obligado. Tiene probadas aptitudes para destacarse en distintas áreas. De hecho, fue líder de uno de los colores en la tradicional fiesta de esquemas que se realiza como cierre de actividades físicas en el Normal. También fue parte del Centro de Estudiantes. Más allá de eso, sus aptitudes académicas también son notorias, al punto que -semanas atrás- participó de la instancia final de las Olimpíadas nacionales de Filosofía, un área académica en la que no es habitual que los jóvenes desarrollen un fuerte interés. “Lo que me atrapó es que la filosofía te acerca un saber muy distinto a otros. Creo que buena parte del interés que me despertó es mérito de la profesora que nos propuso estudiar filosofía desde un lugar de interés”, cuenta Ángeles. La profesora se llama Adriana Bianconi, docente de Filosofía en la Escuela Normal y responsable de lograr que los chicos se interesen por un saber que no está cerrado como la matemática o la física, sino que pone al alumno frente a la necesidad de ir deconstruyendo el relato, preguntando y preguntándose como mecanismos para resolver las dudas que plantea todo razonamiento filosófico.
“La filosofía, básicamente, te invita a pensar. Cuando me propusieron participar de la instancia local de las Olimpíadas, dudé en hacerlo, porque tengo otras actividades que me insumen mucho tiempo. Y cuando decido hacer algo quiero hacerlo bien”, aclara Ángeles.

El recorrido
Lo cierto es que su profesora, amigas y familiares la convencieron de que participara. Primero logró superar -junto a otras dos alumnas- la instancia local que se desarrollara en la escuela Misericordia. Luego fue el turno de la instancia Jurisdiccional, de la cual resultó ganadora. Finalmente consiguió clasificar a la instancia final que tuvo lugar en Villa La Angostura, siendo una de las siete alumnas de todo el territorio bonaerense en llegar a la definición de las Olimpíadas de Filosofía 2018. “La final se hizo justo en la época más complicada, porque me encontraba cerrando todas las otras actividades que hago, con lo cual, solo me quedaba tiempo para dormir”, cuenta Ángeles -entre risas-. “Lo que me atrajo de la filosofía es que la respuesta a los interrogantes nunca está acabada, sino que está sujeta a un proceso de construcción. Y ese proceso te lleva a formular nuevas preguntas, otras hipótesis. Y en la búsqueda de esa respuesta juega mucho nuestra visión de las cosas y del mundo”, explica Ángeles.

Pensar la realidad
Todos los años, la profesora Bianconi invita todos sus alumnos a participar de estas Olimpíadas con el objetivo de incentivar a los chicos a pensar filosóficamente. “Es un aprendizaje diferente, dentro de un contexto académico acotado. La filosofía invita a pensar, y ello, en los tiempos escolares, no es tan sencillo de lograr. De hecho, cuando lográs que los chicos entren en esa dinámica de pensamiento, suena el timbre del recreo”, afirma Adriana Bianconi. “En una instancia competitiva como la Olimpíada esos tiempos se extienden, lo cual permite abordar mejor los diferentes temas”, añadió la docente, orgullosa de lograr que los jóvenes se sientan atraídos por la filosofía. “La filosofía te permite pensar la realidad desde diferentes posturas. Lo importante es entender que la filosofía está presente en todo lo que hacemos. Sin darnos cuenta, todo el tiempo estamos actuando reflexivamente, críticamente, en definitiva, filosóficamente”, dijo Bianconi. Ángeles se declaró admiradora de Immanuel Kant, a la vez que los exponentes de la filosofía antigua no le resultan tan atractivos. “Kant es muy interesante. La valoración moral de los actos es un tema al que estamos expuestos todos los días”, indicó Ángeles. Si bien decidió encarar los estudios universitarios por el lado de las ciencias exactas, Ángeles reconoce que la filosofía le abrió camino a una nueva manera de percibir y pensar las cosas. “Creo que me va ayudar no solo en los estudios de ingeniería, sino en muchos otros aspectos de la vida”, completó.


FOTO: Ángeles Aguirre junto a la profesora Adriana Bianconi. EL NORTE