Sergio Berni: “No es la sociedad sino el fútbol lo que está podrido en la Argentina”


En diálogo con este medio, el ex secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, rechazó el argumento de que los hechos violentos ocurridos en la previa a la final entre River y Boca sean reflejo de una sociedad violenta e intolerante. “Esto no pasa en otros deportes. Los negocios que tienen [los dirigentes del fútbol] con los barrabravas llevan a este empoderamiento de los sectores violentos”, dijo. También apuntó contra “la impericia” de los funcionarios a cargo del operativo de seguridad.


GUILLERMO INSÚA
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El ex secretario de Seguridad de la Nación y actual senador bonaerense, Sergio Berni, le concedió una entrevista a EL NORTE en la que rechazó que la sociedad argentina se vea retratada en los bochornosos hechos de violencia que llevaron a la postergación de la final de Copa Libertadores entre River y Boca, luego de que simpatizantes del club de Nuñez apedrearan el micro que trasladaba a los jugadores de Boca.
Esto no pasa en otros deportes. Es el fútbol lo que está podrido, no la sociedad”, enfatizó Berni, corriéndose a un costado de quienes entienden que el episodio vergonzante en la revancha de la súper final sea la expresión de una sociedad argentina violenta e intolerante.
Lo que ocurrió en las afueras del Monumental no es un problema de la sociedad sino de la dirigencia del fútbol, que permite el «vale todo» tanto dentro como fuera de la cancha. Esto sucede desde que el fútbol dejó de ser un deporte para convertirse en una industria. No se puede hacer responsable a la sociedad del desmanejo que existe en la AFA, en lo deportivo como en lo estructural. Los negocios que tienen [los dirigentes] con los barrabravas llevan a este empoderamiento de los sectores violentos”, afirmó Berni, antes de insistir en que “no se puede condenar a una sociedad entera por algo que ocurre en un escenario particular como el fútbol”.

De acción y omisión
El ex secretario de Seguridad de la Nación apuntó hacia los responsables políticos del episodio violento desatado a pocos metros del estadio Monumental. “Claramente hubo errores, algunos de acción y otros por omisión”, dijo. “Los errores de acción tienen como responsables a las autoridades del gobierno de la Ciudad en virtud de que la seguridad del evento correspondía al distrito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Pero también hubo un error grosero por omisión a partir de que las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación no se involucraron en la coordinación de un operativo de seguridad tan importante, que los ojos del mundo estaban mirando según había expresado el Presidente Macri”, enfatizó Berni.
El secretario de Seguridad de la Nación estaba sentado a la espera de que empiece el partido en lugar de estar trabajando en la coordinación del operativo de seguridad”, añadió. "A cada acción le corresponde una responsabilidad. En este caso fallaron los recursos humanos, los recursos materiales y la técnica operacional. Es decir, en este operativo falló todo", sentenció.

“Desconocimiento”
Sergio Berni, médico, militar, abogado y senador provincial, señaló que la renuncia del Ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, “no soluciona el problema”, al tiempo que puso el foco en “el desmanejo en materia de seguridad que existe en la Ciudad de Buenos Aires por falta de conocimiento y capacidad para organizar a las fuerzas policiales. De ahí para abajo, afecta a todo lo que tiene que ver con la planificación operacional de uno de los distritos más ricos del mundo, donde el delito ha crecido en todas sus formas al cabo de los últimos dos años”, completó Sergio Berni.