Diario El Norte

Locales

Inflación: los contratos de alquiler ya se empiezan a actualizar cada seis meses

14 Septiembre 2018 (05:33)

La escalada inflacionaria de los últimos meses y la proyección de corto plazo lleva a que muchos contratos de locación se firmen con actualización semestral de los valores. El ajuste anual es del 30 por ciento promedio, aunque algunas inmobiliarias advierten que cada vez más propietarios exigen un 15 o 16 por ciento cada seis meses.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Inflación: los contratos de  alquiler ya se empiezan a  actualizar cada seis meses
Foto 1/1    La inflación genera un nuevo escenario en el mercado del alquiler de inmuebles. EL NORTE

Con una estimación de inflación que ronda los 40 puntos y una fuerte suba en el valor de cambio en dólares, los alquileres están en un momento delicado con subas importantes para aquellos que deben afrontar una renovación. En San Nicolás cada vez más propietarios exigen la actualización del valor de alquiler de vivienda a los seis meses “porque el desfasaje es muy grande”, le explicó a este medio un conocido operador inmobiliario. “El dueño del inmueble no quiere perder en relación a la inflación”, agregó el martillero.

De acuerdo a un sondeo realizado por este medio en inmobiliarias de nuestra ciudad, se está aplicando un 30 por ciento de aumento al momento de la renovación del contrato. Y otro 30 por ciento a los doce meses, aunque -cada vez más- se exige una actualización del 15 ó 16 por ciento semestralmente. Esta modalidad se utiliza habitualmente para los contratos de alquiler comercial, pero es toda una novedad su aplicación en los contratos particulares.

Por otra parte, las expectativas de aumento de los alquileres que tienen los propietarios e inmobiliarias chocan con salarios que se están quedando rezagados. Incluso, los operadores inmobiliarios indican que para el propietario el 30 por ciento anual “es insuficiente”, al tiempo que admiten la imposibilidad de aplicar un ajuste superior en virtud de que “los salarios no se incrementan en esa proporción”.

La peor parte se la llevan los inquilinos de departamentos debido a que también hay un fuerte incremento en el valor de las expensas, básicamente por el aumento aplicado a los servicios de energía eléctrica y gas. También el incremento del salario de los trabajadores de edificios (porteros) tiene impacto en el valor de las expensas.

Con todo, hoy un departamento monoambiente con dormitorio separado sobre calle Nación o Mitre ronda los 7.000 mensuales (sin impuestos, sin cochera y con expensas incluidas). En tanto que los de dos dormitorios (living comedor, baño y lavadero) en la zona céntrica se ubican entre los 10.000 y 12.000 pesos, en promedio.

 

Una propuesta

En este escenario, en algunas ciudades toma fuerza la propuesta de entidades que agrupan a los martilleros de utilizar el UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) para la indexación de los contratos argumentando que le da mayor previsibilidad al mercado.

Por lo pronto, la Ley Nacional de Alquileres, que fue aprobada por unanimidad en el Senado, corre riesgo de perder estado parlamentario si no es tratada antes de finalizar el año legislativo por la Cámara de Diputados. Ese proyecto extiende a tres años la duración mínima de los contratos y establece que los alquileres deben aumentar una vez por año a través de un índice promedio entre inflación y salario.