Diario El Norte

Policiales

Robó en un local del centro disfrazado de anciano

04 Julio 2018 (18:59)

Fue a las 9.00, en un local de la agencia de telefonía CLARO, ubicado en calle Nación entre Francia y Urquiza, que un sujeto disfrazado de anciano, habría intimidado a la empleada y tras atarla con precintos, huyó aparentemente llevándose varios celulares. El presunto delincuente fue atrapado en la esquina de Urquiza y Nación incautándosele los objetos sustraídos.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Robó en un local del  centro disfrazado de anciano
Foto 1/1   

Personal policial, en calle Nación y Urquiza, procedió a la aprehensión de un sujeto de 35 años, y al secuestro en su poder de dos precintos plásticos, un bastón de madera, una peluca color ceniza, una gorra tipo boina negra, unos anteojos de sol de plástico negros, una bufanda marrón, un bolso conteniendo en su interior una cartera de mujer, un monedero conteniendo dinero en efectivo y 14 teléfonos celulares. Los teléfonos y la cartera, instantes antes habrían sido sustraídos de un local de la empresa de telefonía CLARO ubicada a media cuadra, por Nación.

El sujeto, aparentemente simulando ser una persona de edad avanzada, vistiendo peluca y bastón, mediante amenazas verbales, redujo y maniató con precintos a Marianela, la empleada de 29 años del local de venta de telefonía celular Claro, sustrayendo los 14 teléfonos celulares y la cartera.

 

Testimonio

Marianela, en dialogo con EL NORTE, contó que ella ya había visto al sujeto que la robó, con anterioridad “Este hombre ya había venido la semana pasada. Ese día había entrado al local y en ese momento no tenia luz. Toda la cuadra tenía y yo no, no podía atender a la gente así. Este hombre apareció diciendo que él podía ayudar. Esta misma persona, después me di cuenta, que el año pasado ya había venido a preguntar por teléfonos y se había llevado uno de la vidriera”.

Según lo que nos contó la joven, eran las 9 de la mañana y ella se encontraba en la oficina, ubicada en la parte de atrás del salón de ventas “Él vino vestido de anciano y primero no lo reconocí pero después, cuando lo vi a los ojos, empecé a asociarlo, sabía que lo conocía de algún lado. Este señor entró con boina, bufanda, bastón, yo estaba en la oficina de atrás y cuando me asomo, levanta el bastón envuelto en una bolsa de consorcio y me pareció que era una escopeta. Ahí me dijo que me tire al piso, simulando que tenia un arma”, contó sobre ese momento.

 

El robo

El sujeto empezó a amenazarla y Marianela no quería arrojarse al suelo, ni que la aten, por lo que comenzó a gritar “Yo no quería tirarme al piso, ni que me ate. Empecé a gritar, a exagerar los ademanes tratando de que alguien escuche y llegue. Él se me acerca y me manosea. Ahí me asusté y me tiré al piso agarrando mi teléfono. El hombre me agarró las manos y me las ató con un precinto, también me ató los pies”, explicó.

La joven al verse atada en el suelo comenzó a tener mucho miedo sobre lo que podría suceder, más aun sabiendo que se encontraban en la oficina y que de afuera nadie podría ver lo que sucedía  “Yo ahí me asusté mucho, no sabía qué hacer, me encerró en la oficina de atrás y ahí tuve mucho miedo porque el cerró todo, no se veía nada de afuera. Todo esto pasó rápido pero ese momento se me hizo eterno. Agarró una bolsa de consorcio y yo me desesperé. Ahí veo que se mete todos los teléfonos en la bolsa. Yo me arrastre como pude y con el teléfono llamé a mi jefe y le decía que mire la cámara, que nos estaban robando. Cuando el ladrón me ve, sale corriendo. Como pude me pare y salí corriendo a los gritos. Ahí vinieron de los locales vecinos y me ayudaron, me desataron y cortaron los precintos. En ese momento no sabés lo que te va a pasar, no sabes si tiene una escopeta y te va a disparar” agregó Marianela recordando el traumático episodio sufrido.

En sede Policial, se instruyeron actuaciones penales caratuladas “Tentativa de robo”, con intervención de la Unidad Funcional de Instrucción 4 San Nicolás.