Diario El Norte

Editorial

El precio de los combustibles y una medida especulativa

25 Mayo 2018 (23:10)

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Parece poco tiempo, pero la devaluación fue tan brutal que para las empresas petroleras es una eternidad. Por eso que reclaman en los pasillos del Ministerio de Energía cada vez con más fuerza. Sin embargo - pese al aval explicito a la gestión Macri- una de las que se comprometió a mantener los valores en los surtidores por 60 días acaba de poner en marcha una controvertida medida.

Según precisaron fuentes de las distintas cámaras que reúnen a los expendedores del país, la firma Axion comenzó a restringir la entrega de gasoil. Se trata de un insumo fundamental que demanda tanto la industria como el agro. En concreto, las entidades aseguraron que la compañía activó un "sistema de cupos", para así acotar su oferta de combustibles como también el procesamiento de crudo.

La explicación: quieren quedar bien con el Gobierno y a la vez, atenuar las pérdidas que enfrentan las petroleras. De esta manera, la opción elegida pasa por procesar lo "justo y necesario", al menos durante unos meses. El barril de petróleo ya cotiza en niveles cercanos a los u$s80. Cuando se liberaron los precios, valía cerca de u$s57. Esto colocó a las compañías en una situación delicada: venden en pesos materia prima que sigue al dólar. Encima, deben mantener los precios congelados.

Según argumentan, en la actualidad existe un desfasaje de hasta 30% entre el importe al que se comercializan las naftas y lo que realmente deberían valer, teniendo en cuenta dos variables clave: dólar y barril de crudo.

Obviamente que no se trata de una medida que vaya a ser anunciada abiertamente. Más bien todo lo contrario: será escondida, tanto por las petroleras como por el propio gobierno. Pero si dicha decisión se mantiene en pie, a corto o mediano plazo podría comenzar a sentirse el faltante de combustibles (algo que afortunadamente hace tiempo no venimos padeciendo).

Un viejo refrán dice que “hecha la ley, hecha la trampa”. Algunas petroleras le han encontrado la vuelta a través de estas entregas acotadas. El argumento de que se solo se vende lo justo y necesario, es tan absurdo como incoherente. Las petroleras siempre venden lo necesario. Nadie vende de más, así porque sí, porque nadie compra de más.

De manera que si ahora han establecido cupos, lo que va a ocurrir es que escasearán combustibles. Aunque busquen explicar esta medida con eufemismos, esa es la realidad.

Ante esta política consumada de facto, el gobierno deberá tomar medidas. Si las petroleras se comprometieron a no aumentar sus precios por dos meses, deben hacerlo  sin especulaciones como las antes mencionadas.

El libre mercado es necesario, pero el gobierno no debe permitir que le tomen el pelo. Porque si le toman el pelo al gobierno, nos toman el pelo a todos. Es hora de que se hagan las cosas en serio. 

Sabemos que el precio de las naftas se rige por los parámetros antes comentados (dólar y barril de crudo), pero en la Argentina viven argentinos, y cada vez son menos los que puedan llenar sus tanques. El ciudadano común hace rato que viene pagando el costo de esta crisis. Ya es hora de que también hagan su aporte las grandes petroleras, por lo menos en estos 60 días.