Diario El Norte

Fútbol

Defensores venció a Alvarado y es semifinalista

06 Mayo 2018 (12:41)

El Granate y Alvarado volvieron a protagonizar un reñido encuentro que terminó sin goles, definiendo en los penales la clasificación a semifinales. Brian Olivera tapó dos remates y le dio la gran alegría de la tarde a los de Storti, que en la próxima instancia chocarán con... El visitante, que fue acompañado por casi 400 hinchas que llegaron desde Mar del Plata, se despidió del certamen.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Defensores venció a Alvarado y es semifinalista
Foto 1/1   


EZEQUIEL GUISONE

secciondeportes@yahoo.com.ar


Defensores se sacó de encima un tremendo rival en este primer cruce en busca del segundo ascenso. Alvarado pasó la Reválida con el objetivo claro de ir por el segundo ascenso, y dentro de la cancha lo dejó bien en claro. En la serie de ida y vuelta, como muy pocas veces el Granate no pudo hacer prevalecer su juego, y el cero a cero que cosecharon tras 180 minutos de juego terminó siendo fiel reflejo de lo que fue la eliminatoria. Ayer se alternaron el dominio de la pelota, generaron algunas situaciones de riesgo aisladas y batallaron hasta el agotamiento en el mediocampo hasta llegar a los penales que, más allá de la “injusticia” con la que muchas veces son catalogados, en esta ocasión la definición pareció ser lo más apropiado. Brian Olivera tapó dos remates y el que festejó fue el local. 


Una lucha

El equipo marplatense se plantó firme en el medio y manejó la pelota buena parte de la primera mitad. Antes de los 10 había inquietado a Olivera con una volea de Erviti tras un rebote, e incomodaba al granate con su dominio y su buen manejo en tres cuartos de cancha. Molina era el más peligroso por izquierda, pero la pelota viajaba de una banda a la otra. Sin embargo, la muy buena tarea del mediocampo local, muchas veces retrasado por virtud del rival, llevó a que los ataques del visitante terminen generalmente en centros buscando a un Susvielles que tuvo una tremenda lucha contra Leguizamón, de gran partido. Ante este panorama, el granate se vio obligado a contragolpear, con Bonetto y Castro como punteros demasiado lejos del mediocampo. Solo cuando Torrent pudo soltarse fue compañía para los atacantes, que sin embargo se la rebuscaron para poner en aprietos a Rago en un par de oportunidades. Federico Castro fue protagonista en todas, primero desbordando por derecha y enviando un centro bajo que Rago logró anticipar, y luego escapándose por el otro costado y exigiendo de nuevo con un centro al “uno”, ante la entrada de Bonetto y Torrent en el área para empujarla. Bonetto remató apenas alto en la entrada del área cerca de los 40 minutos, y luego Zules disparó débil desde lejos, conteniendo Rago sin problemas. El colombiano, junto a Leguizamón y Mignaco tuvieron una tarea sobresaliente en defensa, tanto como Iuvalé y Ruben en el medio para contener a un rival de jerarquía como el “Torito”.  


Complemento

Alvarado volvió a entrar mejor en los segundos 45, metido decididamente en el campo del local y manejándole la pelota de punta a punta. Defensores, parado de contra, “se sacó de encima” el balón en varias ocasiones en esos primeros minutos, pero también se mostró peligroso cuando antes de los 10 Torrent se escapó a pura velocidad por derecha y terminó exigiendo a Rago. La cancha pesada ya les había quitado piernas a ambos y los últimos 25 minutos se jugaron más con el corazón que con otra cosa. Y las dos más claras del partido fueron en este período. A los 20 una fenomenal maniobra individual de Bonetto en el área terminó con un centro que Moreno desvió y dio en el palo. En el rebote, Iuvalé sacó un potente disparo que tenía destino de red, pero pegó en Cartechini y salió. A los 27, el visitante contestó y paralizó los corazones granates cuando Susvielles definió ante la salida de Olivera y Mignaco salvó sobre la línea. Los dos se dieron cuenta que si lo iban a buscar, el cansancio no les permitiría volver. Entonces los últimos minutos dejaron en claro que esta serie se definiría desde los doce pasos. No podía ser de otra manera por la entrega que ambos dejaron en el césped en los dos encuentros. 


¡Olivera!

El uno del granate se lució en la tanda de penales: estuvo cerca en la mayoría, y dos de ellos quedaron en sus manos. Primero contuvo el de Mantia (un exDefe), y el quinto y último se lo tapó a Molina, desatando el delirio de los locales. Para Defensores iniciaron la serie anotando Leguizamón, Bonetto y Galvaliz. Moreno estrelló su remate en el palo, y Osan (que ha tenido muy pocos minutos en la temporada), resolvió con firmeza la enorme responsabilidad de ejecutar el quinto remate de la serie.