Diario El Norte

Locales

Con nuevos empalmes habilitados, el tercer acceso ya es una realidad

20 Abril 2018 (18:22)

Con la presencia en el lugar de su director, Vialidad Nacional dejó ayer habilitados los nuevos distribuidoores que unen la autopista Rosario Buenos Aires con la avenida Dámaso Valdés, pavimentada en 2015 con vistas a cumplir con el viejo anhelo de la ciudad: contar con un tercer acceso que conecte la autopista con la zona norte de la ciudad. Finalmente, el trabajoso objetivo se cumplió ayer con la habilitación de los nuevos empalmes.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Con nuevos empalmes habilitados,  el tercer acceso ya es una realidad
Foto 1/1   

Javier Iguacel, director de Vialidad Nacional, y el intendente Manuel Passaglia dejaron ayer habilitados los empalmes de la Ruta 9 con la avenida Dámaso Valdés. Así quedó alcanzado un viejo objetivo de la ciudad: el tercer acceso a la ciudad en la zona norte. 

La utilización de la avenida Dámaso Valdés como tercer acceso a la ciudad desde la Ruta Nacional 9 constituía un viejo anhelo. Y no sólo eso; también un concreto plan estratégico para San Nicolás. Ya desde 1998 las sucesivas gestiones al frente del municipio vinieron persiguiendo tal objetivo, algunas con más ahínco que otras. Y fue recién en 2015 cuando se completó la pavimentación de la avenida que atraviesa la zona norte, desde la autopista hasta avenida Illia. Ésa era la parte que correspondía al municipio, que por una cuestión de jurisdicción no podía llegar más que hasta el puente del kilómetro 233 de la Autopista Buenos Aires – Rosario.

Bueno, ésa y también las correspondientes (e insistentes) gestiones ante el organismo que sí tiene jurisdicción sobre lo que faltaba: Vialidad Nacional. Finalmente en 2017 hubo acuerdo y el organismo nacional anunciaba la ejecución de la obra de empalmes entre el puente de Dámaso Valdés (ya existente) y la autopista, en ambos sentidos.

Aquellos trabajos habían comenzado hacia mediados de junio del año pasado y en un primer momento las autoridades nacionales se habían entusiasmado con el buen curso que podría tener la obra y con el anuncio –formulado y luego ratificado- que después no se cumpliría.

La obra no estuvo terminada el 23 de diciembre pasado. Pero sí lo estuvo ayer. Y por eso llegó otra vez a San Nicolás el director de Vialidad Nacional.


In situ

Iguacel llegó al nuevo acceso pasadas las 14 de ayer, y fue recibido en el lugar por el Intendente, quien estuvo acompañado por el diputado provincial Santiago Passaglia, los secretarios municipales Darío Gritti (Obras) y Francisco Buchara (Desarrollo Productivo) y el titular del Instituto de la Vivienda de la provincia de Buenos Aires, Ismael Passaglia. También se sumaron a la comitiva local el director del hospital San Felipe, Raúl Ruggeri, y el referente regional de Desarrollo Social de la Nación, Adolfo Suárez Erdaire.

“Hace más de 30 años que esté puente está enclavado acá, pero se necesitaban estos accesos. Hoy es un día de hechos para San Nicolás; un día más en que se siguen sumando beneficios a las familias de nuestra ciudad. Este puente que se está habilitando, es el resultado del trabajo en conjunto entre Nación, Provincia y Municipio, y también es el resultado de tener personas capaces, eficientes, profesionales y honestas al frente de los organismos nacionales. El mejor ejemplo de ello, es Javier Iguacel”, señaló el intendente Passaglia.

Por su parte, el director de Vialidad Nacional observó: “Es increíble que los nicoleños hayan tenido que esperar 30 años para tener las ramas de acceso desde este puente hacia la ciudad. Cuando por primera vez vine a San Nicolás hace más de un año, el Intendente y su equipo me plantearon este problema; y hoy estamos concretando esta solución”.    

Después, Iguacel recordó (en tono jocoso) sobre la promesa una que hiciera Lionel Messi de venir a San Nicolás caminando desde Rosario en caso de ganar la selección argentina el mundial de Rusia. Y completó: “Esperemos que nuestro ídolo pueda concretar aquella promesa. Si se da, Messi va a ingresar por acá”.