Diario El Norte

Editorial

La tecnología debe ser puesta al servicio de la gente

15 Abril 2018 (01:18)

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

La tecnología ha invadido cada rincón de nuestras vidas. De eso no hay dudas. Lo vemos cotidianamente, también a la hora de hacer distintos tipos de trámites.

Sin embargo, en nuestro país sucede algo especial que no se ve en otros.

Veamos algunos ejemplos, que han sido incluso motivo de una nota publicada en EL NORTE recientemente. El CAP San Nicolás del Instituto de Previsión Social de la provincia de Buenos Aires (IPS) está sin sistema desde el 15 de marzo, lo que le impide iniciar expedientes. Esto motivó preocupación entre los trabajadores empleados del estado provincial y en los gremios que los representan. 

Desde la oficina local del organismo provincial informaron a nuestro medio que ya dieron aviso a las autoridades y que aguardan una solución, que depende de la empresa que provee las comunicaciones.  

La caída del sistema está motivando que los trámites de inicio de expedientes deban ser generados ante las oficinas del IPS que funcionan en las ciudades de San Pedro y Pergamino. E incluso ratificó que otros trámites que se vieron atrasados por la baja en el sistema debieron ser continuados por los propios funcionarios en los CAP’s de esas dos localidades vecinas. 

Es increíble esta noticia que ha pasado mayoritariamente desaparecida. Un mes sin sistema en el IPS local. ¿Cómo es posible que un sistema permanezca sin funcionar durante treinta días? Un sistema de computación se puede caer unos minutos, algunas horas o en el peor de los casos un par de días. Pero es absurdo e increíble que permanezca inactivo desde hace un mes.

Citemos otro ejemplo, del cual nos enteramos a partir de una experiencia particular denunciada por un vecino. Para muchos trámites importantes se necesita una copia original o certificada de la partida de nacimiento de la persona. Esto lo pueden requerir para renovar un DNI, hacer el pasaporte o por ejemplo si los menores tienen que salir del país sin sus padres.

Hasta no hace mucho uno acudía al Registro Civil local y pedía el acta de la partida de nacimiento. Se pagaba el sellado, en un par de días era expedida. Ahora todo es por internet. Hay que ingresar a determinada página y hacer allí el trámite. Es bastante sencillo, pero cuando se termina no te dan la partida en el momento. A la hora de consultar en el organismo local respecto a la demora en enviar por mail esta partida de nacimiento, respondieron que no tenían conocimiento de las razones. “Pueden ser tres días, una semana, un mes, tres meses o vaya a saber cuánto tiempo”, señalaron. Inclusive, ellos ya no tienen la posibilidad fáctica de hacer la copia en San Nicolás, porque se llevaron a La Plata los biblioratos originales. Otro caso increíble y que llena de impotencia al interesado.

Se supone que uno solicita la partida no por vocación, sino porque la necesita es más o menos urgente. Una vez más, la tecnología ha sido para retroceder y no para avanzar. Porque antes el ciudadano tenía lo que busca en apenas días, ahora la demora es por tiempo indeterminado.

Podríamos citar otros ejemplos, seguramente cada nicoleño que está leyendo tendrá para contar una anécdota al respecto. Justo es decir que también están los casos en que efectivamente se han acelerado los tiempos de un trámite; pero en otras situaciones no es así, eso no debería ocurrir.

Sería absurdo y anacrónico renegar de los avances tecnológicos, porque verdaderamente son muy importantes y ayudan a la gente en su vida cotidiana. Pero en la Argentina suelen producirse contradicciones como las antes mencionadas, esto debe ser corregido. Ya es hora de que la tecnología sea puesta al servicio de la gente, en lugar de que la gente quede subordinada a los caprichos de la estos supuestos avances. Las sistematizaciones deben ser eficientes y prácticas.-