Diario El Norte

Culturales

Relatos de un Viajero: Un paseo por la mágica Viena

02 Diciembre 2017 (15:03)

Viena, la capital de Austria, es definitivamente una ciudad “mágica”. Recorrer sus calles y sus museos equivale a transportarse en el tiempo. Allí estuvimos en familia, como siempre, en una experiencia que resultó inolvidable.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Relatos de un Viajero: Un paseo por la mágica Viena
Foto 1/1    Pasear por la peatonal de Viena y su casco histórico, es una experiencia inigualable.

Por Pablo González

pablogonzalez@diarioelnorte.com.ar


Viena, la capital de Austria, forma parte del circuito turístico de las Capitales Imperiales. Era quizás la que menos expectativas me había despertado, y sin embargo terminó siendo la que más me gustó. Caminar por su calle peatonal, por su casco histórico y visitar sus palacios, es como transportarse a la época en que el Imperio Austro-Húngaro dominaba Europa.

Esta visita a la capital de Austria la hicimos hace algunos años, como siempre en familia. Y sinceramente forma parte de los uno de los viajes que recomendaría a cualquier persona. Aquel atardecer cenando en la capital de Viena, por ejemplo, permanece en mi recuerdo como si lo hubiese vivido ayer.


Su historia


Viena está ubicada en Europa Central, a orillas del Danubio, en el valle de los Bosques de Viena, al pie de las primeras estribaciones de los Alpes. Es la capital de Austria y uno de sus nueve estados federados (Bundesland Wien).

Está rodeada por el Estado federado de Baja Austria. Viena es la mayor ciudad, centro cultural y político de Austria. Además es la segunda ciudad más poblada de Europa Central (luego de Berlín) y la décima ciudad en población de la Unión Europea. Su área metropolitana cuenta con 2,4 millones de habitantes, población similar a la de la ciudad en 1914. El idioma oficial es el alemán.

La ciudad tiene una larga historia, ya que es una de las más antiguas capitales de Europa, por lo que cuenta con un importante patrimonio artístico. Durante el siglo XIX fue una de las grandes capitales musicales del mundo y a principios del siglo XX meca de la filosofía y el debate político de Occidente, así como uno de los principales centros culturales mundiales.


Lugares a visitar


Viena sorprende por la gran cantidad de lugares interesantes que alberga. Vale la pena pasar varios días para verlos con tranquilidad. Veamos algunos de los lugares emblemáticos que no deberían dejar de visitar:


*  Catedral de San Esteban y centro histórico: La Stephansdom (o Stephanskirche) es el símbolo religioso más importante de Austria. El actual edificio gótico data del S.XIV. Destaca por su fachada exterior, con sus tejas brillantes y sus gárgolas. La Stephansdom se encuentra en el centro histórico de la ciudad. Uno no debe dejar de perderse por sus calles o tomar un buen café mientras escucha música clásica de fondo. El casco viejo de Viena tiene magia, y así lo reconoció la UNESCO al incluirlo en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 2001.


*  Palacio Imperial de Hofburg: Este palacio fue residencia de varias generaciones de emperadores y nobles. Se pueden visitar los salones imperiales, el interesante museo de Sisí (la famosa emperatriz) y la Escuela Española de Equitación. Actualmente es la residencia oficial del presidente de la Repúbica y uno de los lugares más visitados de la ciudad. 


* Palacio de Schönbrunn:  Incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1996, este imponente palacio ha sido utilizado tradicionalmente como residencia de verano por diferentes familias reales. Es especialmente recomendable visitar sus magníficos jardines. 



*  Ópera de Viena: La capital de Austria está fuertemente ligada a la música clásica. En las calles del casco antiguo es muy habitual encontrarse músicos, referencias a grandes compositores, placas conmemorativas, estatuas con sus figuras. La Ópera de Viena, sin duda uno de los símbolos más importantes de la ciudad, se encuentra entre las óperas más célebres del mundo.


* Ringstrasse - La “calle anillo”: es una de las avenidas más importantes de la ciudad, tanto por su ubicación (rodeando el centro de la ciudad) como por albergar algunos de los edificios más emblemáticos de Viena: la mencionada Ópera, el Kunsthistorisches Museum (Museo de Bellas Artes), el Naturhistorisches Museum (Museo de Historia Natural), el Parlament (Parlamento), el Rathaus (Ayuntamiento), el Burgtheater (Teatro Imperial),la Universidad de Viena, etc.