Diario El Norte

Editorial

Inversiones portuarias que posicionan favorablemente a San Nicolás y la región

13 Noviembre 2017 (23:44)

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

El  Ministro de la Producción de la provincia de Buenos Aires, Javier Tizado, firmó recientemente el llamado a licitación nacional e internacional para la puesta en valor del elevador de granos del puerto de San Nicolás, una obra presupuestada en 25 millones de dólares que modificará por completo el escenario de operaciones en la terminal portuaria local. 

Se trata de una inversión privada de la que participarán las más importantes empresas agroexportadoras del país como Grobocopatel, Cargill, entre otras. Según pudo saber este medio, el proyecto incluye también capitales privados nicoleños. El grupo inversor tendrá la concesión integral de la explotación del elevador de granos por el plazo de 25 años, estableciéndose el pago de los cánones correspondientes. 

La inversión tendrá un impacto muy fuerte en dos variables centrales para la economía local - regional: generación de empleo y desarrollo productivo.  A partir de este desembolso no solo se crearán puestos de trabajo para la obra propiamente dicha sino también como consecuencia del movimiento económico que supone el desarrollo de un corredor productivo muy importante.

En concreto, con el elevador de granos nuestro puerto podrá concentrar buena parte del movimiento que circula por la ruta 188, donde se encuentran los campos más productivos. Para salir del país estos granos utilizan hoy los puertos de Rosario, San Lorenzo o General Lagos. El futuro escenario posicionará al puerto de San Nicolás como la mejor opción para ese movimiento por su cercanía.  

Esta importante inversión privada se complementará con inversión pública estratégica. En este sentido, a mediados de 2018 comenzará la construcción de un puente sobre ruta 9 a la altura de barrio Sironi, con financiamiento del gobierno nacional. Al puente se le empalmará la inversión municipal destinada a la construcción de una vía exclusiva para transporte de carga que nacerá en barrio Sironi y terminará en el puerto, bordeando el sector donde se encuentra el predio ferial. El nuevo acceso permitiría, según cálculos oficiales, el paso de unos 1.000 camiones diarios, liberará del tránsito pesado a la ruta 188. 

El anuncio es de gran importancia. No solamente por el impacto que tendrá sobre el puerto, sino por el movimiento económico que esto trae aparejado.

La actividad económica de una ciudad industrial-portuaria, como San Nicolás, está directamente vinculada al movimiento de su puerto. Lamentablemente en las últimas décadas hubo un marcado proceso de desinversión, que desembocó en un deterioro de las instalaciones y en una pérdida de competitividad del Puerto local. Para recuperar el tiempo perdido, el 31 de octubre pasado se abrieron los sobres que contienen las propuestas técnicas y cotizaciones presentadas por las empresas interesadas en la construcción de dos grúas. 

La Subsecretaría de Asuntos Portuarios se encuentra evaluando seis propuestas. Se espera que en las próximas semanas se proceda a la adjudicación de los trabajos que, según se expresa en el pliego de bases y condiciones, tiene un plazo de ejecución de hasta un año. La inversión es financiada a través de un crédito que recibe el Estado provincial del Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata (FonPlata), en el marco del programa Mejora de la Competitividad de los Puertos Fluviales de la provincia

Las nuevas grúas, junto con las inversiones comentadas más arriba, convertirá a San Nicolás en un polo portuario de gran envergadura, capaz de competir no solamente con el resto de los puertos bonaerenses sino también con el de Rosario (principal granario del país). Es lo que nuestra ciudad y la región necesitan para garantizar su despegue definitivo; también el pais para alcanzar un crecimiento sustentable en el tiempo.